Crear la mente para el éxito y la prosperidad





Ya tenemos una mente para el éxito y la prosperidad, es nuestra herencia y si solo vemos la escasez y los fracasos es que no hemos ejercitado esa parte de nuestra mente, todos, o mejor dicho casi todos, con muy pocas excepciones, tenemos capacidades para lograr el éxito y la prosperidad.

Si deseas como está tu capacidad para el éxito y la riqueza: 

Analiza tu situación personal. Dinero y bienes de los cuales dispones, Capacidad para generar ingresos. Cuáles son tus créditos. Qué deudas tienes.

  • ¿Crees en la buena suerte?
  • ¿Lees en Internet y en libros sobre desarrollo personal?
  • ¿Qué tal tu inteligencia? ¿Estudios? ¿Tienes un buen empleo?
  • ¿Tu propia empresa?
  • ¿Cumples un horario?

Cuando comienzas un proyecto ¿Lo terminas?

Cuando no logras aprender algo nuevo ¿Insistes?

¿Cada cuánto tiempo te tomas unas vacaciones?

Así vas tomando conciencia de tus posibilidades para tener éxitos y riquezas.

La mente de éxitos y riqueza se logra con el aprendizaje, el ejercicio, la visualización, las metas que nos proponemos y cumplimos.

Algunos dicen:

  • Hago todo eso, y sin embargo no logro salir adelante.

Entonces tienen que prender esa parte de la mente que nos atrae hacia la riqueza y el éxito.

Con ideas de pobreza en la mente inconsciente, la riqueza no llega.

Hay que activar esa mente de riqueza y éxitos, haciendo ejercicios que nos lleven a la prosperidad.

Como recursos para el éxito y riqueza existen la meditación, la PNL, la ley de atracción, la ciencia de hacerse rico, El sistema llave maestra y otros.

Una de las mejores formas de expandir la conciencia y avanzar hacia la riqueza es por uno mismo,  crear la mentalidad para el éxito, atraer lo mejor hacia nosotros, lograr el equilibrio y confianza para nuestro desarrollo y crecimiento personal.

Para ello, hay cursos muy sencillos y podemos ir estudiando, practicando, avanzando y alimentando nuestra mente con pensamientos agradables sobre la riqueza, para que la abundancia venga en nuestro consciente y en nuestro subconsciente, haciéndonos personas exitosas, felices, sanas, con fuerza mental y física.

Estar en la riqueza