Estar en el momento presente

Estar en el momento presente. Sigue la conversación con Diane Hamilton con especial énfasis a Eckhart Tolle.

Viene de Conversación con Diane Hamilton

Estar en el momento presente

Bill Harris: Sí, si estás prestando atención a tu respiración, eso te lleva justo al momento del ahora y te saca del pasado, del futuro, de tus ideas sobre las cosas de vuelta al momento presente y cuántas más veces visites ese momento, más probable es que se vuelva un hogar para ti en lugar de un lugar extraño que visitas de vez en cuando.

Diane Hamilton: Y te vuelves familiar con este momento, con este ahora que no quiero llamar ESTO, pero es donde yo vivo todo el tiempo y aún cuando pueda usar mi mente analítica. Puedo pensar en el futuro. Puedo recordar el pasado, y entonces tengo una base tan firme que el pasado y el futuro están contenidos aquí y ahora. Así que no hay posibilidad de moverse fuera de esto.

Bill Harris: Y entonces la segunda cosa que dijiste es la dimensión espiritual, que otra vez, es acerca de la presencia, del momento del ahora. Cuéntanos un poco más sobre esto.practicar la pelcula el secreto

Diane Hamilton: Bueno. Yo creo que si miras en el libro de Tolle, él está fundamentalmente discutiendo dos realidades diferentes.

  • Una aparente y otra real y una es como si fuera el funcionamiento del ego.

En otras palabras, la experiencia que tenemos de nosotros como seres individuales, separados que necesitan encontrar su camino en el mundo. Lleva un montón de energía, un montón de búsqueda. Hay generalmente mucha lucha involucrada y ciertamente un montón de pensamiento, que muchas veces estamos identificados con esta actividad particular y estamos haciendo lo mejor para ser sanos y estamos haciendo lo mejor para tener una auto imagen positiva, y estamos haciendo lo mejor para sobrevivir en este mundo, pero mientras estemos involucrados en esta identificación de un yo individual separado, estamos extremadamente limitados en lo que realmente somos.

Así que la práctica espiritual está realmente involucrada con ayudarnos a dejar ir esa identificación y relajarnos en una mayor realización de nuestro ser, que no está limitada por estas nociones comunes del ser y a menos que hayas tenido esta experiencia, así sea espontáneamente como Eckhart Tolle en su vida, en su pasado, o a través de la meditación y de la práctica, no es tan obvio. No es tan obvio que somos algo más grandiosos y más… Estar en el momento presente

Bill Harris: Mucho más fundamentales.

Diane Hamilton: Mucho más fundamentales y ciertamente, de última, sólo ser y a menos que hayas tenido esta experiencia, espontáneamente. , Como Tolle en su vida, en su pasado, a través de menos conocimiento. Algo misterioso y fabuloso, indescriptible, que cuando estamos identificados con eso lo llamamos de muchas maneras en tradiciones diferentes. Nuestra identificación con Dios, con el camino, con el tao, que es lo que es. Cuando nos identificamos con eso hay una relajación notable, una sensación de capacidad, de poder, habilidad en el mundo, manifestación de un corazón amoroso, como si esa identificación floreciera en una notable cualidad de ser y una vez que hemos empezado a realmente reconocer y vivir en es más profundo reconocimiento, no es ni siquiera posible volver atrás y vivir desde ese otro lugar más separado. Para no mencionar que no lo hacemos. Podemos ir hacia atrás y hacia delante y también podemos integrar una clase de pequeño ser en este flujo mayor pero, para la mayoría de nosotros, sin una zambullida espiritual, no llegaremos a este reconocimiento y viviremos en una idea que tenemos acerca de lo que la deidad es, lo que el espíritu es. Viviremos en un concepto de Dios. Viviremos en un sistema de creencias, pero no llegaremos a un reconocimiento real de primera mano y eso es lo que él está señalando, la importancia de encontrar lo que él llama la presencia detrás de esto, de estas maquinaciones de la mente, podrías decir.

Bill Harris: Bueno, una de las cosas claves acerca de esto es que esto no… Esto difiere de lo que la mayoría de la gente piensa como religión o espiritualidad, ya que no es una idea sobre eso o un dogma o información, es una experiencia y eso es bastante diferente, es como esas imágenes en las cuales puedes ver las caras de las mujeres o el vaso de vino, pero no puedes ver las dos a la vez. Y como tú señalaste, hay una manera de integrar el mundo relativo de la mente con el mundo de lo trascendente, pero en el comienzo es como si tuvieras que hacer que la mente estuviera lo suficientemente quieta para experimentar el momento del ahora y esa es parte de la razón por la cual es bueno tener una práctica porque aunque un buen maestro puede hacer algo para ayudarte a entrar en ese momento y los libros de Tolle están llenos de pequeñas maneras de hacerlo, para que sea algo que podemos ser todo el tiempo o casi todo el tiempo tiene que haber una práctica diaria que gradualmente nos libera de una identificación tan fuerte con todas las ideas acerca de quien somos y nos dan una experiencia de quien somos, como dijo Sir Alfred Korzybski hace unos 90 años: “El mapa no es el territorio”. Y muchas personas están viviendo en el mapa y se pierden el territorio o como solía decir Allen Watts: “Es como comer el menú en lugar de la comida”.

Diane Hamilton: Eso está bueno. Me gusta. Yo lo he hecho. Estar en el momento presente

Bill Harris: Sí, y mientras estemos viviendo en un mundo creado por todas nuestras ideas sobre las cosas, tendemos a perdernos de todo lo que las ideas representan, que es la experiencia real del asunto y creo que mucho de lo que Tolle dice es acerca de cómo salir de la idea de quién soy para ir a quien soy realmente y mucha gente cree que tiene que ser una experiencia fuertemente metafísica, y puede ser sorprendente si lo haces de lleno la primera vez, pero en realidad es algo ordinario, sólo que diferente y mejor.

Diane Hamilton: ¿Cuál es la primera vez que recuerdas haber tenido ese reconocimiento? ¿Hubo alguna vez en tu vida o una experiencia particular en la que te abriste a ello?

Bill Harris: Sabes, esa es una pregunta interesante porque tiene que ver con eso que mencionaste, con la parte cognitiva del aprendizaje de la que habla Ken Wilber porque yo recuerdo mis siestas cuando tenía probablemente unos tres años y yo tenía estas experiencias en las cuales sentía que me expandía hasta ser infinitamente grande, pero al mismo tiempo, sentía que era infinitamente pequeño… Y yo recuerdo tener esta experiencia mientras estaba acostado en mi cama cuando se suponía que me tenía que dormir y me pasó varias veces y ahora que miro hacia atrás me digo que esa fue una experiencia trascendente, pero por supuesto no lo sabía en aquel entonces y sólo pensaba: “¡Qué experiencia extraña!”

Diane Hamilton: Bill, el bebé místico

Bill Harris: Bueno, sabes que un montón de personas tiene estas experiencias. Si empiezas a hablarle de esto a la gente te dicen: “Sabes, yo tuve una experiencia rara cuando tenía 12 años” pero no tienen punto de referencia para saber qué es y qué significa. Yo realmente me desperté a este tipo de cosas cuando tenía 19 años y alguien me dio un libro que era sobre Budismo Tibetano y yo lo estaba leyendo y decía cómo meditar y era un libro bastante poco sofisticado, y yo empecé a meditar y no sabía si lo estaba haciendo bien porque no tenía un maestro ni nadie del cual tener una retroalimentación. Luego vi un aviso en el periódico escolar. Estaba yendo a la universidad de Washington en ese momento y pensé: “Acá debe haber un maestro que me enseñará a hacerlo bien” Había cursos de MT y fui a uno y obtuve mi mantra y la primera vez que empecé a repetirlo, tuve esta profunda experiencia de hundirme en mí mismo. Fue bastante dramático. Desde entonces, antes de realmente llegar al punto donde podía estar en ese espacio trascendente todo el tiempo, tuve unas pocas veces donde, y esto después de empezar usando Holosync, donde por unos dos o tres meses estaría flotando, justo en ese espacio trascendente y recuerdo que una vez me echaron de un trabajo cuando tenía 35 y yo estaba en uno de estos periodos de varios meses donde estaba en éxtasis, en ese lugar, por un largo período de tiempo y me echaron y me fui y dije: “Oh, ok, lo que sea”. No me importó porque estaba en ese lugar donde todo está bien, todo está perfecto, sabes, las cosas mundanas no me importaban cuando estaba en ese lugar. Como sé que sabes, hay un lugar más integrado al cual puedes ir cuando no estás divorciado del mundo como estaba en esos tiempos cuando tuve esa clase de experiencia.

Diane Hamilton: Suena como si de un modo fundamental siempre ha sido parte de tu vida, desde el momento en que eras pequeño y luego en tu tardía adolescencia, empezar a aprender todo de nuevo y rastrearlo hasta estar absorbido por un estado de no-identificación. Tanto fue así que te echaron y ahora estás en un lugar en el cual estás viendo cómo lo relativo y lo absoluto, les puedes decir lo relativo y lo absoluto, pero cómo tu ser individual y funcionando en el mundo está integrado con tu mayor identidad. Estar en el momento presente

Bill Harris: Sí, pienso que una de las cosas que he disfrutado leyendo los libros de E. Tolle es que él no parece estar atascado en lo trascendente como algunas personas se ponen. Él sigue hablando sobre la vida real y cómo se aplica a la vida real porque ese es uno de los peligros, que algunas personas tienen esa experiencia y es tan poderosa y tan potente que los lleva fuera de ese ser separado y lo rechazan completamente y como le gusta decir a Genpo Roshi y lo dice todo el mundo Zen, puede estar atascado en lo trascendente como en lo relativo. Es algo que para muchas personas cuando recién meten un pie en lo trascendente y encuentran qué hermoso lugar es para estar, bueno, es un problema que no me importaría tener, pero una vez que llegas a ese lugar, si tienes un maestro, un buen maestro, te va a decir: “No te detengas allí: hay más.”

Diane Hamilton: Sigue andando, sigue andando.

Bill Harris: Así que hablemos un minuto de esta parte cognitiva porque pienso que es importante también. Pienso que, por ejemplo, cuando tuve esas experiencias cando era realmente pequeño porque no sabía lo que era, no lo sabía, tenía tres años o algo así, así que probablemente no estaba preparado para hacer algo al respecto de todos modos, pero pienso que la gente tiene estas experiencias espontáneas del ahora. Las personas pueden ir y sentarse enfrente del océano o en un bosque y tenerlas, pero si no te das cuenta que un montón de otras personas las tienen y que han habido tradiciones enteras y acercamientos que han mirado cómo estar en ese estado e integrarlo a la vida, lo desecharías sólo como experiencias interesantes.

Diane Hamilton: bueno. Alguien me estaba diciendo recientemente que la investigación del cerebro que se está haciendo ahora es realmente interesante en relación a este tema porque podrías decir que esta experiencia trascendental podría estar en el lado derecho del cerebro y el lado más discursivo, lógico, analítico del cerebro que explica e interpreta podría estar a la izquierda y sin embargo hay una interesante retroalimentación que ocurre, que es que cuando tienes una experiencia en el cerebro derecho que es emocional en su naturaleza o en tu caso, una experiencia de estado como la que describiste, una habilidad para nombrarla del lado izquierdo del cerebro, para aplicarle un etiqueta, realmente estás liberando el sistema. Estar en el momento presente. Así que hay un modo por el cual ser capaz de interpretar o dar un nombre a una experiencia nos ayuda a ser capaces de integrarla como opuesto a ser absorbidos por ella o dejarla atrás porque no la podemos integrar. Así que lo que quieres decir es realmente importante. Así que podía ser que el marco con el que estamos trabajando desde una perspectiva lógica podría ser una tradición como la budista, todos los estudios de Diane Hamiltonarma te dan una perspectiva lógica que te ayuda tanto a definir como a interpretar la experiencia mientras la tienes. Así que eso crea como un contenedor conceptual y también ayuda a mapear el territorio que mencionaste hace unos minutos o podría ser una combinación, por ejemplo, de estudio de Diane Hamilton arma y luego estudio integral.

Lo que es hermoso acerca del integral es que lo que trata de hacer es incluir el trabajo que se ha hecho en el interior por las tradiciones y en el exterior por la ciencia. Así que básicamente, la teoría integral en sí misma está tratando de crear un marco cognitivo que pueda sostener toda tu experiencia, sea contemplativa o empírica o cultural o que tenga que ver con la manera en que estás interactuando con el mundo y los sistemas, pero hay un lugar donde todo tu pensamiento y tu comprensión y tú mismo son realmente llevados a sostener y ser capaces de ver la complejidad y la paradoja que es una cosa realmente elevada de ser capaz de hacer. Lo cual nos lleva al desarrollo, del cual Eckhart Tolle no habla para nada y aquí es donde el trabajo de Ken le agrega un montón a esta conversación porque podemos tener la experiencia de estado y el cambio en la identificación, pero al mismo tiempo, donde la conciencia misma se está desarrollando en un patrón muy particular que mientras evoluciona integra la identificación espiritual más y más y más fácilmente hasta que ya no está más separada y cuánto más desarrollados estemos , más podemos sostener ideas complejas, contradicciones aparentes, paradojas, sin que alteren nuestro sistema. Así que el trozo cognitivo es realmente importante. Espero no haber sido muy abstracta.

Bill Harris: No lo creo.

Diane Hamilton: Puedo volverme muy abstracta a veces. Me disculpo.

Bill Harris: Una de las cosas que yo pienso que es realmente importante reconocer es que los mapas son útiles. La mente tiende a hacer mapas y representaciones de las cosas y para poder experimentar lo trascendente debes separarte de tu identifiación con esas cosas, pero eso no quiere decir que no sean útiles porque si tratas de manejar sobre esas líneas del mapa entonces has confundido el mapa con el territorio pero si usas el mapa para desenvolverte en el territorio, eso es muy útil. Como sabes, he estado presentando talleres con Genpo Roshi y él tiende a hacer la parte experimental, guiando a la gente a través de la Gran Mente, que le permite a las personas, entre otras cosas, tener una experiencia de lo trascendente y mi rol, aunque yo hago un poco de Gran Mente también, pero mi rol principal es proveer la parte cognitiva y eso es una de las cosas que por alguna razón, soy bastante bueno al explicar el asunto y darle a las personas el marco cognitivo que les permita entender.

Diane Hamilton: Así que haces eso de darle un nombre a la experiencia y ayudar a las personas a realmente integrar la experiencia usando su racionalidad para entenderla.

Bill Harris: Exactamente y definitivamente parece haber un cierto reconocimiento que ocurre con las personas que han tenido una experiencia pero luego viene alguien y dice: “Ahora hablemos de esta experiencia y de lo que ocurrió” y le das un nombre, le das una estructura, la pones en contexto para la gente. Lo que escucho una y otra vez es “Está bien. Ya entendí”- Entonces, ese pedazo cognitivo al cual aludiste hace un momento puede volverse abstracto, puede volverse sofisticado y el único peligro en ello es que si las personas se pierden en la parte cognitiva y eso las divorcia de la experiencia real, entonces sabes que de alguna manera han tirado al bebé con el agua de la bañadera. Tiene que ser una integración de esas dos, que una vez más, es otra de esas paradojas de las que estabas hablando.

Diane Hamilton: Bueno. He oído a Ken Wilber hablar acerca de cómo en la escena espiritual americana y aún en el mundo psicoterapéutico, en el cual la gente está haciendo mucho trabajo emocional, aparece este prejuicio contra la lógica y contra la racionalidad y contra el discurso y contra el análisis porque la gente se ha sentido tan limitada por eso. Así que una vez que se liberan de eso, casi reaccionan contra eso y lo que estás describiendo es realmente cómo recomprometerse con la cognición, la racionalidad en su rol propio y he escuchado decir, Ram Dass solía decir esto hace años, que la mente racional es un hermoso sirviente pero un terrible amo y que le hemos permitido estar en el papel del amo tanto tiempo que una vez que renunciamos a eso y realmente experimentamos nuestra verdadera liberación y sólo la expansión de ser sin estar constreñidos entonces hay una reticencia a volver a traerla a bordo. Pero de hecho sería una lástima no usarla por la función integradora que tiene y la otra cosa que he experimentado a través de la teoría integral es que algunas veces hablamos de cómo la cognición precede al desarrollo.
Así que, por ejemplo, la idea de que hay una cosa llamada iluminación y no sabes nada sobre ella, actualmente abre la posibilidad de tener una experiencia que, en cierto modo la cognición puede guiar en términos de ayudarnos a traer nuestra experiencia y quizá necesitemos dejar nuestras ideas para realmente experimentar lo que es y luego traer el nombre si quieres, como completando el proceso. Así que el pensamiento es realmente importante en términos de ayudarnos a atravesar una experiencia también. Si nunca tenemos la idea de que es posible nunca nos vamos a mover hacia ello.

Bill Harris: Es realmente interesante cómo las personas en la edad media o en la iluminación cuando la racionalidad empezó a ser una gran parte de la experiencia humana y hubo un rechazo de lo que había venido antes. Luego más tarde, esta nueva revolución donde el mirar hacia adentro y todo este aspecto global espiritual de ser humano se convirtió en un cambio revolucionario, ahora hay un rechazo de lo racional y Ken habla un montón sobre trascender algo y luego incluirlo y tendemos, parece, a trascender y excluir si nos dejan librados a nuestros propios medios y esto se ve aún cuando la gente tiene una experiencia poderosa de lo trascendente, luego tiende a rechazar el mundo relativo y esperanzadoramente luego hay una integración de las dos. Estar en el momento presente.Pero parece ser sólo una cosa humana y normal de hacer, el trascender algo y excluirlo, y pienso que este es un punto realmente importante, que la gente debería estar muy consciente de que eso puede suceder y si comienzan a hacerlo y porque hay algunas cosas que excluyes del pasado modo de ser, pero hay otras cosas que son valiosas incluir. Es la identificación con la mente lo que constituye el problema, no el hecho de que tengas una.

Diane Hamilton: O la identificación exclusiva. Así que estás señalando algo realmente importante en este momento en términos de cómo lo pensamos o cómo lo escribimos, qué leemos de este proceso. Así que por un lado podemos crear una estructura binaria donde hay actividad egoica de la mente y luego hay no-ego o hay iluminación o hay realización, lo que quieras llamarlo, trascendencia, identificación con Dios, divinidad, lo que sea. Así que deberíamos ser cautelosos y darnos cuenta cómo establecemos que la naturaleza de la mente o la mente analítica, es dualista y binaria. Así que hay ego y no-ego, pero uno de los modos de considerar cómo habitar esta realidad que creo que realmente ayuda es usar un modelo de desarrollo que es más amplio y abraza. Así que no excluyes al ego y a la situación binaria de sí/no , y esto es lo que aprendí de trabajar con Ken, el modelo de cómo empezamos egocéntricamente que se expande para incluir nuestra identidad etnocéntrica, nuestra nacionalidad, nuestra tribu, nuestras creencias y valores, y hay un montón de guerra en estos niveles. Pero cuando damos un paso más y empezamos a identificarnos como centrados en el mundo, no nos estamos deshaciendo de lo anterior sino expandiéndonos para incluir más. Así que seguimos incluyendo hasta que alcanzamos lo que podría llamarse un centro cósmico, que es ahora la Gran Mente. En otras palabras, no hay nada que esté surgiendo en fenómenos con lo cual no estemos identificados. Así que no es que no nos identifiquemos con unos ojos pequeños, es sólo que estamos identificados con tanto otro que sólo limitarnos a nosotros mismos a esta experiencia de lo que Diane es y lo que necesita y lo que quiere no es posible porque también estoy tan identificada con todo lo otro que surge que cambia la forma en que nos relacionamos con el mundo. Estar en el momento presente Hay menos clase de conflicto fundamental.

Bill Harris:
 Sí, menos estrés, menos tensión

Diane Hamilton: Sí, y luego podemos hacer discriminaciones y todavía podemos cuidar la mente y el cuerpo, nuestro hogar y nuestra familia y todo eso, pero es sin esa sensación desesperada de apego a nuestra identidad, que yo pienso que Tolle describe bellamente en sus escritos, muy simple y directamente y explica esas clases de luchas que experimentamos como familia humana y cuando comenzamos a identificarnos más ampliamente y quizá no trabajemos tanto en ese lugar binario ego/no ego y más en este cada vez mayor círculo de identificación.

Sigue en:  Momento del ahora la presencia y la trascendencia. Esperamos comentarios sobre Estar en el momento presente, gracias.

Add Comment