Skip to content

Aprender de nuestros fracasos

En esta vida que nos toca vivir siempre se nos presentan situaciones, retos, más aún cuando estamos en un proyecto ambicioso, y puede ser también en la vida diaria como ser padres, ser maestros, trabajo de oficina y ya saben cuantos más retos se nos presentan.

Aprender de nuestros fracasos

Muchos tiemblan de miedo de solo pensar que pueden fracasar, y es que si avanzamos siempre hay tropiezos, piedras en el camino que podríamos calificar como un fracaso: Son oportunidades para aprender.

 Lo que vemos como fracasos son oportunidades para aprender

Esto hay que tenerlo claro porque es un paso muy importante para ser exitoso, para que nuestros esfuerzos se vean colmados de buenas acciones, todas productivas y beneficiosas.
Así como todos tenemos éxitos, también tenemos fracasos, son pasos que hay que vivir… Algo que vemos como fallas, es simplemente el camino que recorremos y que hay que transitar para llegar a la plenitud.

¿Qué es un fracaso?

Es una expresión que usamos cuando la experiencia no es como esperamos que fuera, es algo como una caída, los resultados no son los esperados. Es una etiqueta: Veamos que es como un punto donde tenemos que recapacitar y cambiar la posición para continuar adelante.

¿Cómo podemos ver nuestros fracasos?

Fracaso es una palabra muy dura para expresar nuestro trabajo o nuestros esfuerzos. Cambiemos la palabra y sigamos que vamos muy bien.

  • Lo que vemos como fracaso no es que el objetivo no se efectuó, es que ya llevamos el camino y hay que corregir según lo que aprendemos.
  • No es que somos ignorantes, que no sabemos el tema, quiere decir que estamos en actividad con mucho optimismo, mucha fe.
  • No quiere decir que no podemos, que no tenemos la preparación, es que hay que cambiar la manera de hacerlo.
  • No es que estamos perdidos en lo que estamos desarrollando, lo que nos marca es que hay que empezar desde otra perspectiva.
  • No nos dice que abandonemos, todo lo contrario, que sigamos con los pasos firmes y seguros que lo lograremos.
  • No es que nuestro objetivo no será cumplido, simplemente nos tomará más tiempo y saldrá perfecto.
  • No es que la divinidad no está con nosotros: nos dice que nos conectemos con Dios, Espíritu Santo, el Universo o en lo que creemos.

Si vemos fracasos, busquemos ayuda

Entreguemos nuestro trabajo a Dios, que seamos su canal, que sea él quien nos dirige y nos lleve a aprender cada día más.

Dios nos bendice.

Mi Padre y yo Somos Uno.

Un gran avance en nuestra vida para la felicidad y la prosperidad es Aprender de nuestros fracasos, agradecemos los comentarios.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comments (4)

La verdad que las personas que toman acción comenten errores y de cualquier error se puede aprender. No quedarse asustado es la clave.

Responder

Gracias Inteligencia:
Es la clave no quedarse asustados, y también tratar de ser más eficientes en las proximas acciones.

Hola:
si creo que del fracaso se aprende.. porque una vez que pasa por la experiencia de fracaso..aun sientiendose desolado.. ..o inquieto por lo que le sucede..
Uno cuando amaina puede ver con mas claridad..y resolver.
Pero lo cierto es que luego de una experiencia..y que uno hizo un aprendizaje a partir de lo que sucedió..es decir aprendió a ser cauto..tener conductas..diferentes..aprende de lo que sucede..y ya nunca mas volvera a ser impulsivo y para no volver a cometer los mismos errores por eso hay un ascenso de la espiritualidad porque aprendio de un modo nuevo a actuar frente a la situaciones..lo que hace se de cuenta cual era el error que le impedia lograr lo que desea mas que a nada en su vida.

Responder

Gracias Noemì.