Cinco puntos para cambiar el destino

Cambiar el destino para mejorar. Es una decisión que podemos tomar y que necesita esfuerzo y valentía, vale la pena, no solo intentarlo sino comprometerse, por nuestra vida. Una muy buena opción para empezar es decidir mejorar nuestro cuerpo y también nuestra forma de ser.

Cuando decidí cambiar hice una lista de lo que quería mejorar. Así me ayudo a mantenerme en el camino y cuando voy desviándome, al leer los puntos, vuelvo a mis metas.

oportunidades metas objetivos

Como cambiar el destino y mejorar

Hacemos una lista de cosas que queremos lograr.

  • Bajar de peso.
  • Comer sano.
  • Aumentar mis finanzas. ¿Cómo lo haré?

Son solo ejemplos que nos pueden ayudar a trazar metas y cambiar nuestra vida, mejorándola.

Produce mucha alegría y aumenta la energía cuando vemos los cambios en nuestra persona, hasta nuestra salud y estados de ánimos mejoran.

Yo hice mi proyecto de cambio de vida en pasos, para ir trazando los puntos necesarios.

Dejemos de culpar a los demás por nuestra situación, tomemos la decisión y marquemos la ruta hacia los cambios. La crisis no es la culpable, al contrario es una oportunidad de cambiar, de revisar la vida que llevamos. Vamos a sacar de la mente esos conocimientos que tenemos y usarlos para construir la nueva vida, nadie se va a oponer a los cambios.

Punto uno para cambiar: Veamos cuál es el motivo de tal decisión

Para tener motivación, busquemos el motivo, así no veremos una obligación sino, al contrario, tendremos alegría y serenidad para encaminarnos a nuestro objetivo.

  • Para qué voy a hacer esto.
  • Cual será mi meta final.

Una cosa es un sueño y otra es una meta, un objetivo, un proyecto. Aquí tendremos la meta definida, el resultado final bien definido con su motivación respectiva.

Por ejemplo, voy a bajar de peso, es mi meta, para qué… al estar delgado me sentiré mejor, tendré más agilidad, mayor concentración, más energía y estaré mejor presentado, la ropa me quedará mejor. Esta es la motivación.

Punto dos. Definimos qué es lo que queremos

Vamos a concentrarnos en lo que queremos, una amiga decía, yo en mi meditación pido que se quite el dolor de las rodillas, la chica estaba concentrada en su dolor, en lo que no quiere, lo que ella desea es unas piernas sanas, fuertes. Cuando vamos a marcarnos un objetivo, revisemos,

  • ¿Eso es lo que quiero?

El cerebro no entiende el no, así que, se va a estar concentrando en lo contrario.

Veamos con los ojos de la mente a las piernas rodillas sanas fuertes, estamos caminando en el parque, más adelante corremos. Seguro que atraemos eso en lo que fijamos la atención.

Una amiga, Eloisa, quiere hacer un curso de Coaching, pues ella tomó conciencia de que no debe decir no tengo dinero, es mejor concentrarse en la meta  y hacer una lista de cosas que puede hacer para poder ir a su taller, y así tener el dinero necesario: aceptemos retos, sin apegos.

Empecé a trabajar con Internet escribiendo un blog en una computadora prestada, había una máquina al lado de la otra persona y a cada rato me interrumpía, era grande mi deseo de hacer mi trabajo en Internet que escribía hasta tarde de la noche, aprovechando el tiempo que podía disponer de la máquina. Así ingresé a Google Adsense y tardé un par de años en comprar mi primera computadora, así he seguido en este camino y ‘¿Llegué?  No, esto es algo de mucho aprender, además, la web es cambiante, día a día hay que actualizarse. Sigamos…

Punto 3. Comenzar

Cuando ya tenemos claro lo que haremos, entonces, qué esperamos para comenzar una vida mejor.

Pongamos una fecha para comenzar, si es en este mismo instante, pues mejor; también para cuándo estará realizado nuestro objetivo. Estemos seguros de cumplir con estas fechas.

Paso 4. Agasajarnos, darnos un presente por los logros

Esto nos caerá de maravillas y estaremos estimulados a seguir adelante. Vamos a abrazarnos, a felicitarnos,

Paso 5 Darnos un regalo por cumplir los planes trazados

¿Qué nos podemos regalar?

Algo que esté a nuestro alcance y que nos encante, como bañarnos en la playa, ir al teatro a una obra que deseamos ver, ir al cine, regalarnos unas fresas y prepararnos un rico batido.

Empezando…

Vuelve a leer y toma esa decisión, al cumplirla te das un merecido agasajo.

Felicidades porque sé que lograrás todo lo que te propones.

Tomar control de nuestro destino

Mantenernos alerta en nuestros pensamientos para atraer el éxito, salud, alegría, felicidad y cumplir con nuestras metas.

Tomemos consciencia de nuestros pensamientos y despertemos a la vida, así seremos dueños de nuestro destino, dominaremos nuestras emociones y ya no seremos esclavos de los hábitos.

Tenemos la opción de despertar la a vida, escoger decidir con nuestro verdadero Ser, y llevar una vida donde nuestros sueños se cumplen y nos convertimos en una persona más alegre, feliz, satisfactoria y podremos dar un legado al mundo. Así tomamos consciencia del presente, decidimos ver lo que importa, lo que da crecimiento en nuestra vida, lo que beneficia a otros.

detener negativos pensamientos

¿Cómo podemos tomar control de nuestro destino?

  • Cambiando nuestra manera de pensar.
  • Sentirnos alegres.
  • Ver lo mejor en todo lo que hay.
  • Amar todo, naturaleza, amigos, familia, al universo entero.
  • Admirar lo que se nos presenta.
  • Tomando conciencia del momento presente.
  • Concentrándote en lo positivo, en lo bueno, lo mejor.
  • Dando las gracias por todas las bendiciones, por todo lo bueno que tenemos…
  • Tomar decisiones para lograr nuestras metas.
  • Mantenerse en el presente.
  • Amar lo que hacemos.

¿Qué estoy pensando ahora?

¿No nos gusta lo que vivimos?

Es tiempo de cambiar nuestra consciencia.

Cambiemos esos pensamientos negativos, agradezcamos lo positivo que hay en nuestra vida.

  • ¿Estás pensando en lo negativo de tu pareja?
  • ¿Cuáles son sus aspectos positivos?

¿La casa donde vives no te gusta?
¿Cuáles son los aspectos positivos?

Agradecer por lo bello, lo hermoso en tu vida…

La gratitud hace milagros, cuando agradecemos vemos lo positivo y traemos más de lo mismo.

Caso práctico: Luisa tenía problemas con su esposo Ricardo, quería separarse de él; me contactó por email y tuvimos una buena cyber conversación; tal como le indiqué,  empezó a tomar consciencia de lo que pensaba, también hizo una lista de los aspectos positivos de su marido, y como magia, Ricardo comenzó a cambiar, y mientras más aspectos positivos le veía Luisa y más gratitud tenía, mejor era la relación de ambos. Luisa me llamó luego y me contó que saldrían de vacaciones y que todo marchaba muy bien.

Tomemos consciencia de nuestros pensamientos, esto es demasiado importante en el cambio de nuestra vida para mejorar.

amor pareja relaciones vibraciones despertar iluminación sueños verdad

¿En qué estoy pensando ahora?

Esa es una pregunta nos ayuda a expandir nuestra consciencia para mejorar la vida, las respuestas nos dicen lo que hay en nuestra mente.

  • ¿En qué estoy pensando?
  • ¿Cuál es la consecuencia de estos pensamientos?
  • ¿Qué estoy creando con mi manera de pensar?

A veces no tenemos idea de lo que pensamos, aunque es lo que está en nuestro pensamiento… absurdo ¿verdad?

Así es, nuestra mente siempre está dialogando algo de lo que tenemos que tomar consciencia para poder dominar estos pensamientos y así decidir lo que deseamos ser.

Yo puedo ser lo que decido Ser 

  • ¿Qué estoy pensando en este momento?
  • ¿Qué es lo que estoy creando?

Si siempre estamos pensando en las deudas, eso es lo que creamos.
Si estamos pensando en la comida, eso es lo que creamos.
Si pensamos en éxitos, abundancia, salud, eso es lo que se crea.

Como el caso de Lula, que también pensaba en los dulces y en tomarse un refrigerio, aún cuando estaba trabajando comía algo que traía al sitio de trabajo, claro, estaba pasada de peso, a veces se ponía en dieta, pero luego recuperaba el peso que había perdido.

Empezó ha hacerse las preguntas…

  1. ¿Qué estoy pensando ahora?

Al tomar conciencia del presente, ella pudo tomar decisiones sobre su vida, empezó a concentrarse más en sus labores, bajó de peso y fue ascendida a un puesto de mayor responsabilidad, sus ingresos aumentaron, y comenzó a disfrutar de sus comidas.

  • Me amo, me apruebo y me acepto tal como soy.

Al pensar en la comida, Lula recordaba sus éxitos en su carrera, así cambiaba su pensamiento, se sentía feliz de ser exitosa, y se motivaba a ser cada día mejor, más exitosa, más centrada en el momento presente, más consciente de su verdadera Fuente. Cada día tenía mejores logros y siguió con lo mismo, centrándose en el presente, en el qué estoy pensando ahora… ahora, es dueña de su propia empresa, está muy feliz y exitosa y con una figura que merece de acuerdo a sus pensamientos, es muy feliz con su trabajo y puede ayudar a otros, disfruta de su comida, de salir a pasear, de su familia. Sigue con el método y cada día tiene más éxitos.

  • ¿Qué estoy pensando ahora?

Expandir nuestra consciencia es posible, hay que decidirse.

Tomar control de nuestro destino para la felicidad y el éxito.

La Ética y el destino

A nivel mundial, la ética es un tema que ha tomado gran relevancia e incluso se ha mostrado realmente controversial.

Vemos como en grandes niveles de la sociedad, economía y salud puede llegar a ser insuficiente en gran medida.

hacerse cargo

Tal como lo solicitaron, seguimos enviando temas de psicología

Cuando nacemos, somos seres que destinados a transitar un camino, nuestro cerebro es un disco o una película en blanco, que se va grabando a medida que vamos creciendo, en este vamos guardando nuestras costumbres, hábitos, todo esto en función a lo que hagan y digan, primeramente nuestros padres o los seres que se encargaron de nuestra crianza, un niño se va formando según una imagen materna y paterna, su ejemplo, educación y responsabilidad son cruciales para el comportamiento del niño, tenemos, en segundo lugar, el entorno en el que se desenvuelve, sus hermanos, sus maestros, entre otros, van moldeando al niño para que forme un carácter y aprenda a tomar diversas decisiones en base a lo que ha aprendido en el hogar.

La Ética, el «destino» y la toma de decisiones

En base a estas decisiones y las causas que estas produzcan se basa la ética, la cual no nace con nosotros, la vamos adquiriendo a partir de los eventos que vivamos desde pequeños, nuestros padres, maestros, son base para formar la ética en nosotros, pero a la final, nosotros tenemos la potestad de elegir entre ser ético o no.

Por ejemplo, existen personas que nacen en hogares problemáticos, algunos han sido abandonados o han tenido mal ejemplo de sus padres, han sufrido maltratos y/o han sido abusados desde pequeños y al crecer, han logrado ser personas altamente exitosas, proactivas, llenas de ética, realizadas plenamente, esto gracias a que tienen un gran nivel de conciencia que van desarrollando en cada momento de sus vidas.

Nosotros elegimos el camino

En conclusión, la vida tiene diferentes caminos y nosotros somos quienes elegimos cual transitar, la ética reside en saber lo que realmente deseamos y como esto influye en los demás, es decir, saber las consecuencias de nuestras decisiones y tomar conciencia respecto.

Te puede interesar

Gracias por visitarnos, por favor, déjanos un comentario.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.