Decidí triunfar de Walt Disney

Decidí triunfar. Walt Disney nos explica cómo es que llega a ser un grande, el número uno en sus empresas que también son grandes.

Muy motivador este escrito inspirado en un texto de nuestro querido y siempre presente Walt Disney quien nos dejó un hermoso legado, un ejemplo de excelencia, nos dice:

Ya no duermo para descansar, duermo para soñar. Hermoso ejemplo de la aplicación de la ley de atracción.
 Aprendí y decidí triunfar

 Aprendí y decidí triunfar

Ese es nuestro querido Walt Disney, quien nos dejó una gran enseñanza, el ejemplo de éxito y excelencia, además, con la ida de Walt, no se terminó su proyecto, aún sigue, así que el amigo sigue dando frutos al mundo, supo sembrar para seguir cosechando.

Todos vemos negocios exitosos que, cuando envejece o muere el creador o dueño, se acaba la empresa… tal vez Disney tenía algún secreto.

Disney escribió un poema que lo tienen muchos en Internet, por eso lo quitamos, porque queremos poner contenido original, escrito por nosotros mismos.

Nos cuenta Walt que esperó mucho tiempo y solo en un momento tomó la decisión de triunfar: eso es lo que tenemos que hacer, ese es el punto de partida.

Otra cosa, decía él que lo bueno hay que salir a buscarlo, que hay que ver los problemas como una posibilidad de buscar mejores resultados.

Y todos los días son para ser felices.

Veamos una versión extremadamente bien lograda, Cenicienta y la verdadera plegaria, allí está todo el secreto del éxito y de este maestro. También en la Familia del futuro vemos motivación y se nos habla de camina hacia el futuro.

Que los miedos son maestros, están allí para señalarnos el camino hacia la superación.

Walt Disney, un gran maestro de la ley de atracción. nos dice Decidí triunfar, es hermoso todo. Lo mejor es que aún disfrutamos de esos éxitos.

Comentarios a Decidí triunfar

Kathy Piazzolla
Gracias Milagros por este maravilloso testimonio de alguien que se convirtió en la realidad de sus sueños.
Alguien que con la Luz de sus creaciones, ha iluminado la sonrisa de tantos niños en el mundo ¿sólo niños?
Los adultos que disfrutamos de sus dibujos (y lo reconocemos), somos sinceros en todo aspecto de nuestra vida.
Aprovecho esta oportunidad para transmitir mi experiencia con “Bambi” – que marcó mi vida -.
Tendría yo tal vez 6 años cuando mi madre me llevó a verla.
Recuerdo, que al salir del cine Ella lloraba y dijo: “Si sabía que era tan triste no la hubiera traído”.
Por suerte, tuve la dicha (ya muy de adulta), de agradecer a mi madre por haberme hecho ver “Bambi”, diciéndole: “No te arrepientas nunca de haberme hecho ver esa película, porque fue ella la que me inspiró a sacar el valiente -que todos tenemos – que tengo adentro, cada vez que tengo miedo”
“Te digo esto, porque recuerdo tus lágrimas ese día”, por supuesto, Ella no se acordaba, (pero yo sí).
Gracias Walt Disney por crear mi ídolo “Bambi”

Ronald
Que bonito Kathy, me encantan todas las películas de Disney, siempre estoy pendiente cuando sale una nueva para ir al cine.

Kathy Piazzolla
Ronald, que bonito que Walt Disney nos esté dando que hablar creo, que su misión fue hacer pensar al hombre, desde la intuición del animal.
Razón por lo cual, dio voz de hombre al mismo.
¡Que genio! Él supo, que actuando desde el instinto, estaremos actuando sólo desde la Verdad del Ser.
Gracias por compartir.

Mariela Sierra
Creo que esta frase marca mucho lo que casi todo mundo tiene: temor que es al fracaso, pues nos enseña algo muy profundo como la humildad y aparte la fuerza de empuja no para ser el mejor pero para sentirse satisfecho de dar el mayor esfuerzo y aunque muchos no lo creen eso es lo importante! No es solo caricaturas va mas allá, es una forma de expresión de arte. Walt Disney es súper increíble.

C2ISLOV3
El triunfo no se espera, ni llega por casualidad. Es consecuencia de emprendedoras determinaciones.

Gracias por tu visita y por tus comentarios, favor comparte en las redes sociales.