Plenitud: Disfrutar de la vida para la prosperidad

Disfrutar y plenitud, ya hemos estudiado esto para la prosperidad, cuando deseamos mejorar los aspectos de nuestra vida es fundamental mantenernos en el disfrute, en la felicidad, gozar, reír, cantar.

Muchos dirán que no tienen dinero, que son tímidos, que no tienen chispa para estar alegres. Todo eso es un estado mental, son conceptos que tenemos y no son verdad.

Leía una entrevista con el maestro hindú donde él decía que para despertar es necesario sentirse en estado de plalegría, disfrutar de la vida a plenitud.
tabla de deseos

Plenitud ¿Cómo disfrutar de la vida?

Para disfrutar de la vida no es necesario gastar (a veces si y podemos hacerlo sin gastar), miremos nuestro jardín, podemos mejorarlo, mantenerlo impecable, y es que, hasta las hojas marchitas de las plantas le dan un contraste hermoso, si hay verano y la grama o pasto no está tan verde, también luce divino si podemos apreciar lo bello que hay en cada detalle.

Frecuentemente veo a una conocida maestra del Despertar y podemos apreciar, de cómo disfruta de la vida, ama los animales, la otra vez vi su fotografía con un caballo, también disfruta sus amigos, amistades, familia.

Y encuentro personas que están en vías de despertar, llorando, tal vez de alegría, el mensaje es el siguiente: disfrutemos de la vida, amemos a nuestro entorno, nuestro país, nuestra tierra, el Universo.
El disfrutar y el éxito van de la mano, si nos sentimos tristes o queremos crear una emoción favorable tenemos que movernos, el movimiento nos despierta, bailemos, corramos, caminemos, así nos vamos despertando.

Plenitud y alegría

Para llegar a la alegría, abundancia y plenitud, empecemos analizando  ¿Porqué nos sentimos tristes?

Cuando nos sentimos tristes, respiramos superficialmente, nuestra mirada va hacia abajo.

mapa del tesoro

¿Cómo empiezo a vivir en plenitud?

Levantemos la mirada, vamos a movernos como más nos guste hacerlo, respiremos profundo, disfrutemos de la naturaleza, de nuestras labores, de las risas de los niños, que todos noten nuestra alegría.

Cuando estemos tristes, cambiemos ese pensamiento, actuemos como si estuviéramos alegres, hagamos lo que dice el párrafo anterior, así vamos recuperando nuestro estado de alegría, esto nos da salud, amor e inspiración, por tanto prosperidad y nos ayudamos a despertar.

Tengamos en mente un mantra, un pensamiento feliz para poder volar. Busquemos nuestros talentos.

El movimiento cambia nuestras percepciones.