"?'

Hale Dwoskin y el Método Sedona

Bill Harris: Quiero darles la bienvenida a la serie Maestros de El secreto. El invitado de esta noche es mi buen amigo Hale Dwoskin.

Hale es una de las estrellas de la película El secreto, creador del método Sedona y también es el presidente de Sedona Training Associates y es autor de varios libros, incluyendo La felicidad es gratis (Happiness is free). Hale es una persona sorprendente, y pienso que van a disfrutar realmente esta conversación. Hale, muchas gracias por estar aquí.

practicar la pelcula el secreto

Maestros de El Secreto

Entrevista de Bill Harris con Hale Dwoskin

Hale Dwoskin: Es un placer.

Bill Harris: ¿Por qué no comienza contándoles a las personas un poco de su información biográfica acerca suyo y cómo llegó adonde está ahora y seguiremos desde allí.

Hale Dwoskin: Seguramente, seguramente. He estado haciendo este trabajo alrededor del método Sedona desde 1976 cuando conocí a mi mentor Lester Stevenson. Y Lester fue un ingeniero en física que, allá por 1952, fue mandando a casa con una licencia de unas semanas después de tener un problema en las coronarias. Quiero decir, en las coronarias, y las coronarias eran justo uno de los muchos problemas físicos y emocionales que estaba tratando. Era un caso, pero en lugar de darse por vencido, decidió volver al laboratorio en su interior y empezó un proceso de auto-interrogación, el cual le llevó a una serie de descubrimientos radicales. Y los dos que fueron más profundos para mí y para la vasta mayoría de personas que has estado estudiando su trabajo desde entonces, son que somos todos ilimitados y que sólo estamos limitados por los conceptos de límites que sostenemos en la mente. Y estos conceptos de limites se manifiestan para la mayoría de nosotros en nuestros pensamientos y sentimientos y en nuestras creencias. Pero lo que Lester descubrió también es que esta manera de pensar y sentir y creer no es inmutable. Todos tenemos la habilidad natural de dejar ir estas emociones no queridas, estos pensamientos y sentimientos y creencias no deseados con facilidad. Y cuando descubrió esto, lo usó intensamente sobre sí mismo, y por espacio de tres meses entró en un estado de profunda paz en el cual vivió otros 42 años después de los médicos le habían dado sólo semanas para vivir.

Bill Harris: Eso es muy sorprendente. ¿Estaba Lester interesado en la filosofía oriental? Quiero decir, lo que descubrió está descrito casi en forma exacta a como él lo describe en el budismo, el hinduismo, el taoísmo y una cantidad de otras maneras míticas de describir la realidad. ¿Tenía conciencia de ello o lo descubrió por sí mismo?

Hale Dwoskin: bueno, lo interesante de Lester es que él era una ardiente materialista, un ingeniero en física antes de esta experiencia y él había evitado estos estudios a propósito, porque si no podía probar algo en un laboratorio ni siquiera quería discutirlo. Su visión cambió en 180 grados, realmente en 360 grados. Se dio vuelta luego de esta experiencia y después, lo que era más sólido para él eran las cosas a las que se referían en Oriente como la verdad subyacente a nuestro ser, y luego eso fue más sólido que su realidad física y sólida hasta ese punto. Así que realmente dijo que había sido afortunado en no haber tenido influencia de todas esas enseñanzas orientales, porque las podría haber entendido intelectualmente pero no las habría tenido como experiencia.

Bill Harris: Bueno, sabes, hay un número de cosas que he intuido o descubierto o pensado que luego las leí en escritos budistas y pensé: ¡Oh, también alguien ha pensado esto! Así que me pregunté si Lester había tenido esa experiencia y había pensado en una manera para describirla y luego, más tarde, como yo, había leído sobre ella en algún tipo de texto oriental o si estaba consciente de esas cosas.

Hale Dwoskin: Oh sí, lo que ocurrió realmente es que Lester no era parte de ningún linaje y nunca había estudiado metafísica o espiritualidad antes, y él no tenía siquiera el lenguaje para describir lo que estaba experimentando al estar en paz o en éxtasis todo el tiempo. Así que empezó a pedir ayuda para describir lo que había descubierto. Y el primer lugar al que acudió fue la Biblia y eso duró poco porque no pudo encontrar el lenguaje adecuado en la Biblia. Había algunas cosas que sintió que eran exactas, pero había otras que pensó que estaban codificadas o escondidas. Pero mientras seguía explorando, llegó a la conclusión de que lo que había descubierto era lo más cercano a las enseñanzas de Oriente, como Ramana Maharshi y Paramhansa Yogananda y también el budismo. Pero esto fue después del hecho de que descubrió que sus descubrimientos eran tan paralelos a los de los maestros en estas otras tradiciones.

Bill Harris: Tú mencionaste que él había descubierto que somos todos ilimitados y estamos esencialmente limitados por la mente. En el budismo y en el hinduismo hablan acerca esta pura conciencia o pura unidad con Dios, o algo que es un tipo de influencia sobre todo y eso es lo que realmente somos, pero las personas no perciben esto generalmente, ni tienen esta experiencia porque su mente se mete en el camino. Crean un mapa conceptual de la realidad y mientras estén enfocados en ese mapa no ven la unidad que está detrás. ¿Es esto similar?

Hale Dwoskin: Sí. Es altamente similar. El modo en que Lester solía describirlo es que la mayoría de nosotros estamos tan ocupados comiendo en menú que nunca llegamos a la comida.

Bill Harris: Exactamente. Y eso es…

Hale Dwoskin: Y eso es lo que el Método Sedona hace cuando le muestra a las personas cómo dejar ir todos los pensamientos y sentimientos conflictivos que nos están distrayendo de esta unidad subyacente y también distrayendo de la armonía, abundancia y alegría y todas las cosas buenas que están disponibles para nosotros. Aún cuando estemos enfocados en la diversidad de la vida, muchos de nosotros experimentamos una tremenda cantidad de sufrimiento innecesaria porque donde la unidad está siempre para dar apoyo y guiarnos y ayudarnos a obtener nuestros deseos genuinamente positivos, nosotros la obstruimos a través del ruido de la mente. Entonces, lo que le Método Sedona te hace mientras lo usas es que continuamente serena tu mente al punto en el cual tu mente está calma la mayor parte del tiempo, estés haciendo o no el proceso. Tiene casi el mismo efecto que una hora de meditación, algunas veces en minutos una vez que perfeccionas el proceso porque estas limitaciones subyacentes, pensamientos, sentimientos y creencias son las que hacen que la mente no esté en calma. Lo que hace el Método Sedona es sacarlas de la conciencia, realmente te muestra cómo hacerlo, y luego te permite estar más y más consciente de esta unidad subyacente o como quieras llamarla. Hay tantos términos y ninguno de ellos son particularmente exactos. Están al nivel del mapa o del mundo opuestos a la real experiencia.

Bill Harris: No hay realmente un modo de describir la experiencia de unidad porque son realmente las palabras, los conceptos, todas esas cosas que se interponen en el camino. Así que tratar de explicarlo con palabras y conceptos realmente te aleja de ello.

Hale Dwoskin: Exactamente.

Bill Harris: Es como tratar de decirle a alguien en detalle lo que significa comer una frutilla, pero la única manera de saberlo es comer la frutilla y tan pronto como empiezas a hablar de ello no estás en la experiencia.

Hale Dwoskin: Absolutamente. Yo me involucré en este trabajo allá por 1976. Yo había comido muchas frutillas en el camino. Había experimentado muchos maestros y herramientas de Oriente y Occidente. Lo que ocurrió cuando conocí a Lester fue que él era un ejemplo tan vívido de aquello que muchos maestros hablaban o aspiraban, así que supe que tenía que saber qué hacía él y lo único que dijo es que me sentara alrededor de una mesa y liberara. No tenía idea de qué estaba hablando, pero sabía que si eso de daba sólo un poco de aquello de lo cual él era una expresión viviente, por lo menos tenía que probarlo. Y mientras estaba tomando el curso, antes de terminarlo, intuitivamente supe que iba a dedicar mi vida a esto; esto fue en 1976 y todavía me decido a esto. He conducido entrenamientos en todo el mundo. Y básicamente he dedicado mi vida a compartir las enseñanzas de Lester, porque antes de morir en el 94 ya me había dado sus derechos de autor y me había pedido que continuara su labor.

Bill Harris: Te he visto presentar el Método Sedona muchas veces y eres un maestro fantástico y muy efectivo y debo decir que eres la materialización de lo que enseñas, a diferencia de algunos maestros. La mayoría de las personas, cuando conocen lo que haces por primera vez, cuando se encuentran liberando, lo que más escucho es que están preocupadas por el hecho de que sufren un montón de emociones desagradables y el Método Sedona es un modo de dejarlas ir. Y las personas tiene realmente esta idea de que las emociones son muy sustanciosas, que hay algo muy real acerca de ellas, pero esto es mucho más que sacarte de encima emociones que no te gustan.

Esto te muestra quién eres realmente cuando corres del camino a tu mente y a todos los problemas que creas con ella.

Hale Dwoskin: Sí. Eso es absolutamente cierto. Y lo interesante es que la mayoría de nosotros estamos habituados a hacer las cosas extremadamente complejas. Walt Whitman dijo:

La verdad es simple. Si fuera complicada todos la entenderían.

Bill Harris. Sí

Hale Dwoskin: Y, entonces, uno de los poderes del método, pero también un lugar para tropezar en el comienzo es que es increíblemente simple. Es algo que puedes hacer siempre, en la vida, en las situaciones en las que comúnmente te estarían superando o haciéndote sentir incómodo. Puedes dejarlas ir sin necesitar salir de la situación y literalmente segundos después, estás cómodo, relajado, abierto y más efectivo nuevamente. Y entonces te da la habilidad de moverte realmente en forma rápida y eso asusta a las personas. Solamente nos devuelven el 5 por ciento de los programas de audio que vendemos, pero yo diría que al menos un tercio de las personas que nos devuelven nuestros programas de audio lo hacen porque el método trabaja tan bien, y la vida les cambia tanto para mejor que se asustan. Es como si : ¡Oh, Dios mío! No sé lo que me va a traer el día hoy! Muchos de nosotros preferimos el sufrimiento cierto que la incertidumbre de estar abiertos a cosas que se vuelvan radicalmente mejores. Y entonces tenemos personas que huyen de cuán poderoso es esto. Pero cualquiera que está dispuesto a quedarse ha encontrado que realmente acelera los otros procesos en los cuales están involucrados. Tú y yo tenemos esta retroalimentación todo el tiempo, cuando combinas, por ejemplo, el Método Sedona con el proceso de Holosync, los resultados son fenomenales porque mientras atraviesas el proceso de Holosync y tu mente se reorganiza, esto trae contento emocional a la superficie y muchas personas hacen un alto allí porque no pueden manejar ese contento. Pero cuando lo combinas con la liberación del método Sedona, lo que ocurre es que pueden soltar fácilmente y están dispuestos a ir más y más profundo. Y otra vez, el método aquieta la mente y también el hace el Holosync, así que la combinación es extremadamente dinámica.

Bill Harris: Sí, y hemos tenido esa retroalimentación de la gente diciéndonos eso mismo. Que se combinan muy bien juntos. Yo te iba a hablar acerca de esta idea de que la gente está muy apegada a su sufrimiento. Las personas están apegadas a la identidad que se han creado a través de la mente. Si vas a ver a un maestro Zen, toda la premisa de ir a buscar ayudad es que la vida es un problema y tiene que ser resuelto y estás asumiendo que este maestro tiene la solución a tu problema. La realización que tiene el alumno Zen finalmente es que nunca hubo un problema en primer lugar. Y eso es lo que el Método Sedona y Holosync te muestran, Creación deliberada. Así que cuando comienzas a liberar varias cosas, especialmente cuando pasas la superficie de contento emocional, empiezas a liberar más, los aspectos más fundamentales de tu ser. Empiezas a liberar algunos de los modos en que estás apegado a la identidad que has creado. No hay nada a lo que puedas aferrarte. Un montón de prácticas espirituales orientales realmente te sacan la alfombra conceptual de abajo tuyo. De esa manera, todos los conceptos, los roles, los mapas internos, todo aquello de lo que la gente se sostiene, se disuelve y no tienes de qué agarrarte. Y en realidad no necesitas agarrarte porque eres todo. Alan Watts solía decir: Desde el momento en que naces estás en caída libre y agarrarte a las cosas que caen contigo no te va a ayudar. Por eso pienso que una de las razones por las cuales alguien podría devolver el material, es porque realmente te saca la mente de foco un gran grado y todas las cosas de las que te estabas agarrando se van y algunas personas encuentran eso desconcertante. Si descansas en eso un momento, te das cuenta de que eso es real y no ilusorio, pero es el lugar en el cual eres feliz y estás sereno con todos estos problemas que creías que eran terribles que desaparecen.

Hale Dwoskin: Absolutamente. Lo bueno, sin embargo, y por eso creo que la combinación es tan buena, es que con el Método Sedona puedes liberar el miedo a la caída libre en la que has estado siempre. Y también puedes liberar el apego a la persona que has desarrollado alrededor de tu sufrimiento. Una vez más, las personas tienen miedo de soltar hasta un cierto punto porque no saben quién serían si no fuera el que sufre.

Bill Harris: Y hay un desastre innombrable y desconocido que ocurrirá si no te aferras a algo, pero es como nadar. Si estás nadando y te agarras del agua, te ahogarás, pero si sólo dejas fluir y flotas estarás bien.

Hale Dwoskin: Bueno, la vida es bastante parecida eso. Básicamente estamos en la corriente de la vida siendo llevados sin esfuerzo hacia nuestra meta, pero la mayoría de nosotros estamos pateando y gritando y tratando de nadar contra la corriente y agarrándonos de cada roca que vemos y la vida nos derrota por eso mismo. Mientras dejas fluir con el Método Sedona, naturalmente dejas que la corriente te lleve y te das cuenta de que evitas las rocas si sueltas. No tienes que golpearte con cada obstáculo del camino. Cuanto más sueltas, más naturalmente fluyes a través de la supuesta oposición hacia una mayor conciencia o mayor libertad o mayor abundancia. Y por ende, esto lo hace más divertido también. Y la otra cosas es que la mayoría de las personas no se dan cuenta es que muchos de nosotros hemos convertido la libertad, la unidad o como quieras llamarla, en un objeto. Y en mi experiencia, no es algo que puedas poseer. Es el último sujeto. Es eso que eres y de lo que no necesitas agarrarte porque no puedes perder la esencia de lo que eres. Siempre está ahí.

Bill Harris: Y no es algo que tengas que conseguir. Ya está ahí. Es sólo que las personas no se dan cuenta de ello, el hecho de que eso es quiénes son. Algunas veces digo: Si eres alto, pero no sabes que eres alto, igualmente eres alto. Si eres todo, y no sabes que eres todo, igualmente eres todo. Y por eso, cuando las personas dejan de enfocarse en todas esas ideas que tienen acerca de quiénes son, todos los conceptos, entonces lo otro se hace aparente. Y el Método Sedona es ciertamente algo que causa a la mente un alto en al creación constante de una realidad alternativa que todos piensan que es real. Una de las cosas que a veces asusta a la gente acerca del Método Sedona es cuando empiezas a hablar de liberar emociones positivas. ¿puedes hablar de eso un poco?

Hale Dwoskin: Tenemos una tendencia de toda la vida a agarrarnos y sostenernos porque pensamos que podemos realmente parar el flujo y pensamos que es deseable parar el flujo de alguna manera. Que si hacemos todas nuestras elecciones de vida y estamos controlando todo, entonces todo va a ser mejor. Pero parte de la razón por la cual la vida es tan poco placentera es por nuestros intentos de mantener todo bajo control. Entonces, lo que ocurre, mientras sueltas, es que todo mejora y la tendencia es, como venimos de un lugar donde los buenos pensamientos son escasos, nos agarramos de eso. No tenemos suficiente de ellos así que tratamos de aferrarnos a ellos cuando los tenemos. Y lo que ocurre es que debido a ello simplemente se escapan. Los buenos sentimientos que naturalmente obtenemos cuando soltamos o que vienen naturalmente en la vida, de ellos nos tratamos de agarrar y actualmente eso nos hace deshacernos de ellos más rápidamente, pero cuando te permites a ti mismo soltar, aún cuando te sientes bien, dos cosas ocurren. Estás debilitando la tendencia a sostenerte y a retenerte y constreñirte. Y, mientras dejar ir aún los buenos sentimientos, el sentimiento de escasez desaparece y descubres que lo único finito es tu sentido de la limitación y tus emociones no deseadas, pero tus sentimientos buenos son infinitos. Y cuanto más sueltas al sentirte bien, más y más positivas experiencias tienes, mejores sentimientos tienes. Así que realmente acelera el proceso el hecho de que estés dispuesto a soltar aún cuando juzgas que está bien lo que sientes.

Bill Harris: No dirías que es casi como si hubiera dos variantes de buenos sentimientos. Están los buenos sentimientos que son la otra cara de la moneda de los malos sentimientos y no puedes tener esa clase de buenos sentimientos sin que los otros no sean parte de tu vida también. Pero están también los sentimientos trascendentes de saber quién eres realmente, de saber que eres uno con el universo , esos sentimientos no son buenos en contraste con otros malos. Son otra variedad de buenos sentimientos y sólo están disponibles si abandonas la clase limitada de buenos sentimientos que son parte de esa polaridad.

Hale Dwoskin: Absolutamente. Cualquier cosa que tenga un opuesto está sosteniendo su opuesto en tu conciencia así que tú estás sosteniendo ese opuesto si te aferras. Como el amor humano con el odio humano. Así que si tratas de aferrarte al amor humano, estás atrayendo al odio hacia tu conciencia. Así que si sueltas ambos, el amor y el odio, empiezas a descubrir esa unidad que la gente llama amor pero que está más allá de ambos. Así que creo que el tercer valor al soltar aún los buenos sentimientos es que si tienen un aparente opuesto entonces son sólo sentimientos y si lo dejas y lo sueltas, puedes ir hacia lo que alguna gente confunde como un buen sentimiento, lo experimentas más. Está siempre allí. Experimentas el sentimiento de perfección. El sentimiento de unidad. El sentimiento de que todo está bien y se desenvuelve como debe. Y esto no lo puedes soltar porque tú eres eso.

Bill Harris: Uno de ellos es conceptual y tiene opuesto e involucra, si usas la palabra amor, por ejemplo, amar un objeto. El otro no es conceptual. Está más allá de los conceptos y no involucra un apego a un sujeto/objeto. Eso es un intento de describir algo que no es descriptible.

Hale Dwoskin: Bueno, Lester Levenson, el hombre que inspiró este trabajo, solía decir: Las enseñanzas más elevadas son las enseñanzas silenciosas.

Bill Harris: Yo recuerdo a Alan Watts diciendo del Zen:

Si realmente fuéramos a dar una charla sobre Zen nos sentaríamos aquí juntos en silencio por diez minutos y luego yo me levantaría y me iría…pero tú te sentirías estafado.

Hale Dwoskin: Es un acertijo, pero lo lindo de ello es que mientras sueltas, aparece esa sensación de silencio que frecuentemente no apreciamos o no advertimos, esa ausencia de ruido, en otras palabras, no hay palabras ni ruidos externos ni ruidos internos. Ese silencio es nuestro estado natural y ese silencio se convierte en más y más real y más y más palpable aún cuando haya un torbellino extremo alrededor tuyo. Mientras usas el Método Sedona, porque estás descubriendo la naturalidad de quién eres cada vez, dejas ir. Y entonces el silencio se convierte en algo de lo cual tú te conviertes en parte y consciente de, mientras simplemente estás presente con lo que estás experimentando y haces lo mejor dejando ir lo que no quieres.

Bill Harris: Ciertamente, una de las cosas que me sucedieron mientras meditaba, incluyendo los años de meditación que hice con Holosync, es que mi mente se volvió muy quieta y sólo la uso cuando tengo una tarea que la requiera. Mientras el resto del tiempo está sólo en neutro y no ocurre mucho. Mientras que para la mayoría de las personas, toda su vida y su entera identidad tiene que ver con los asuntos en que la mente está ocupada todo el tiempo y no pueden ver que si la mente estuviera quieta, hay algo más allá de ella que es más sustancial y mucho más fundamental y muchas personas han venido a nosotros quejándose de lo que la mente les hace. Y actúan como si la mente fuera un animal salvaje sobre el que no tienen control. Que es la mente la que me da estas ideas. Que siguen teniendo esos pensamientos. Como si fuera algo que tuvieran que controlar.

Hale Dwoskin: Honestamente, mucha gente ha perdido, han dado el control de su mente. Si te olvidas del hecho de que no eres tus pensamientos y tus sentimientos, simplemente los tienes, y también no sabes que hay algo que puedes hacer acerca del modo en que estás pensando o el modo en que estás sintiendo, entonces la mente se convierte en dueño en amo en lugar de sirviente. Pero mientras de permites soltar, lo que ocurre es que reconoces más y más los pensamientos y sentimientos que afloran a la conciencia. Eres simplemente es que permite que esto ocurra, pero no es personal. No tiene nada que ver contigo y cuanto más te sientas de esa manera, serás más capaz de mantener la ecuanimidad con las idas y venidas de los pensamientos y sentimientos y serás más capaz de soltar todos los contenidos que no sientes como constructivos.

Bill Harris: Y algunas veces las personas se preocupan acerca de que si no tienen la mente ocupada todo el tiempo, de alguna manera no podrán tener todo hecho y no podrán tener las ideas que necesitan para su trabajo o manejar las cosas diferentes que ocurren en sus vidas. Y yo te digo que he encontrado y estoy seguro que me apoyarás, he encontrado que cuánto más aquietada la mente, lo que más necesito intelectualmente o de otra manera automáticamente me llega y no tengo que gastar tanto esfuerzo. La vida se convierte en algo sin esfuerzo.

Hale Dwoskin: Sí, sí. Ese es también el informe universal de las personas que están usando el Método Sedona, que primeramente te conviertes en más y más capaz y tu conocimiento intuitivo y tu clara razón se hacen más accesibles para ti y cuando encuentras que los estás obstruyendo simplemente sueltas. Si es un sentimiento o un pensamiento reaccionario, sólo desaparece y ves claramente cuál es la acción o la comprensión correcta.. Y también encuentras que mientras más dejas ir el ansia de saber, más se presenta el saber. Y esto hace que la vida sea mucho más fácil. Y tampoco es aburrida. Hay muchas personas que se meten en este tipo de trabajo y piensan: Oh, Dios mío. Una mente serena? No seré creativo. No habrá jugo, no disfrutaré mi vida. pero es el ruido de la mente lo que nos obstruye de estar comprometidos y disfrutar cada momento. Y entonces, las cosas que más disfrutas ahora las vas a disfrutar un cuántum o dos más. Quiero decir, radicalmente más. Y las cosas que te disgustas ahora mientras dejas fluir, encontrarás que también empiezas a disfrutarlas porque si le sacas toda la reacción entonces sólo está la presencia en ese momento. Y casi todo puede disfrutarse si estás presente en ese momento, si estás en el ahora. Ese es un resultado natural del proceso de liberación.

Bill Harris: Una de las cosas que siempre les digo a las personas es que no es lo que se están resistiendo lo que te causa que te sientas mal, es la resistencia en sí misma. Que es un poco lo que estabas diciendo recién. Cuando dejas de resistirse a algo, lo que pensaste que era intrínsecamente poco placentero, te das cuenta de que no es displacentero para nada, es realmente neutral y junto con todo el resto del universo, es una fuente de contento y paz como cualquier otra cosa que te puedas encontrar en tu vida.

Hale Dwoskin: Eso es absolutamente cierto. Más aún, al grado que estamos resistiendo algo, resistimos todo. Así que si estamos resistiendo aquellas cosas que pensamos que son desagradables, esa sensación de resistencia está en casi todos nuestros huesos. Está en nuestro cuerpo. Está en nuestra mente. Está e nuestra conciencia y es como querer avanzar con los frenos puestos. Entonces, no sólo nos impide hacer las cosas que tenemos que hacer o debemos o deberíamos hacer, también nos impide disfrutar o hacer las cosas que amamos hacer por ese sentimiento de resistencia. Por ejemplo, si amas nada, pero te sientes resistente porque tuviste que hacer algo más temprano ese día que nos disfrutaste realmente, puede ser que te saltees nadar también. Aunque ames hacerlo. Y entonces, mientras sueltas tu sentimiento de resistencia, que una vez más es sólo un sentimiento , te libera para tener, ser y hacer cualquier cosa que elijas con más facilidad.

Bill Harris: Sí, absolutamente. He encontrado que eso mismo es cierto. Hablemos un poco de la mecánica de esto, pues estoy seguro de que la gente se está preguntando. Estoy segura que la gente escuchando sabe lo que es el método Sedona, pero hablan poco sobre cómo hacerlo.

Hale Dwoskin: Seguro. ¿Tienes una lapicera o lápiz, Bill, que puedas recoger?

Bill Harris: Tengo una aquí mismo.

Hale Dwoskin: Bien, pues para aquellos que están escuchando o dondequiera que estén…

Bill Harris: Es una muy linda lapicera y estoy muy apegado a ella.

Hale Dwoskin: (risas) Bueno. De alguna manera, para ilustrar esta analogía, esta lapicera representa tus emociones, pensamientos y creencias no deseados, y tu mano representa tu fortaleza o tu conciencia. Ahora toma el objeto y agárralo fuertemente con tu mano.

Bill Harris: Estoy haciéndolo.

Hale Dwoskin: Bien. Ahora si hicieras esto el suficiente tiempo, se sentiría realmente incómodo y luego realmente familiar porque esto es lo que estamos haciendo todo el tiempo con las emociones. Ahora, abre tu mano.

Bill Harris: Bueno.

Hale Dwoskin: Sólo haz rodar el objeto por tu mano. ¿Está pegado a tu mano?

Bill Harris: No, no lo está.

Traducción: Andrea Mussini.

Hale Dwoskin: Bien, pero si piensas en nuestro lenguaje, y el modo en que nos sentimos, realmente creemos que estamos pegados a nuestras emociones, nuestras creencias y nuestros pensamientos. Pensamos que somos eso porque nos hemos estado aferrando por tanto tiempo que nos hemos olvidado. Pero cada problema, cada sentimiento, cada pensamiento que tenemos es como este objeto pegado a nuestra mando. Y aún en nuestro lenguaje, no decimos: Me siento triste. Decimos: Estoy triste (Nota de la traducción: en inglés es más marcado porque el verbo ser y estar es el mismo, así que ellos dicen soy triste) . No decimos. Me siento enojado sino estoy enojado. Ahora toma el objeto con liviandad y da vuelta tu mano y déjalo caer. Ten cuidado, no quiero que lastimes tu lapicera. (risas).
Hale Dwoskin: Muy bien. Así que eso fue fácil de hacer.

Bill Harris: Lo fue.

Hale Dwoskin: Así de fácil puede ser soltar algo, aún de emociones de largo alcance, porque es sólo una elección, es sólo una decisión y cuánto más sentido le encuentres a eso, más y más dejarás ir en este momento. Y hay una serie de preguntas muy simples que usamos para comenzar a darte la experiencia de soltar. Si te olvidas del hecho de que tú no eres tus pensamientos, simplemente los tienes, y si no sabes que hay algo que puedes hacer acerca del modo en que estás pensando o sintiendo,k entonces la mente se convierte en amo en lugar de sirviente. Pero si te permites soltar, lo que ocurre es que reconoces durante más y más tiempo que los pensamientos y sentimientos están surgiendo en la conciencia. Tú eres simplemente ese que permite que esto ocurra, pero no es personal. No tiene que ver contigo y cuánto más sientas eso, más capaz serás de mantener la ecuanimidad con las idas y venidas de los pensamientos y sentimientos y más capaz de soltar todos los contenidos que no sientes que son constructivos. Ahora bien, estos no son todos los métodos Sedona, pero son suficientes así que sólo usando estas peguntas te ayudarán a empezar a crear realmente diferencias en tu vida porque estarás estimulando tu habilidad natural de soltar. Y ese es un punto importante antes de darte las preguntas.

Liberar es natural. Los niños, por ejemplo, lo hacen desde el nacimiento y nosotros realmente los entrenamos a no hacerlo, pero cuando te contactas con esta habilidad natural como adulto, nunca puedes volver a perderla. Entonces, las preguntas que usaremos para que comiences a tener una idea de qué es el Método Sedona, la primera pregunta es: ¿Podrías soltarlo?. Y eso quiere decir si serías capaz de hacerlo. Ahora bien, si tú tiraste el objeto recién, si pudiste hacerlo con éxito, entonces yo sé que puedes soltar. A menos que seas completamente diferente de las cientos de miles de personas que están haciendo esto en todo el planeta. La pregunta siguiente es: ¿Lo harías? Y eso significa si estás dispuesto. Y si estás luchando contigo acerca de esto, puedes preguntarte :

¿Prefiero agarrarme a este problema o a este sentimiento, o preferiría liberarme de él?

Y si preferirías liberarte, te encontrarás espontáneamente soltando. Y luego la última pregunta es : ¿Cuándo? Y eso es una invitación a hacerlo ahora. Así como decidiste abrir tu mano y tu mano se abrió y la lapicera se cayó. Así que hagamos una muestra del proceso así las personas pueden tener una vivencia de esto y luego pueden empezar a usarlo pos sí mismas si quisieran, y por supuesto, sabes, hablaremos más de esto más tarde si quieren saber más cerca de cómo hacerlo. Permítete a ti mismo pensar en algo en tu vida y Bill, no tienes que responder a esto en voz alta. Yo estaré trabajando más con los que están leyendo, más que contigo directamente. Yo sé cómo haces esto. Te he observado. Lo haces bastante bien. Permítete pensar en una situación en tu vida que en este momento no está resultando como quisieras. Que estás esperando que cambie. Por la cual tienes una emoción y puedes hacer este proceso sea o no fuerte la emoción. Así que, ¿podrías darle la bienvenida a tu sentimiento acerca de esa situación en este momento? Y ahora te voy a hacer las preguntas.

¿Podrías soltar ese sentimiento? ¿Sólo podrías? ¿Lo harías? ¿Cuándo?

Ahora voy a atravesar esto un par de veces más, pero sólo quiero recordarte algo o decirte que sí o no son respuestas aceptables a las preguntas. Lo único importante es ser honesto con uno mismo tanto como sea posible. En nuestros seminarios, muchas de las personas dirán no y obtienen enormes liberaciones de todos modos. Así que contéstate en silencio, solamente haciendo lo mejor que puedas conéctate con esta habilidad de soltar, pero sabe que no hay respuestas correctas. Así que, enfócate en la situación.

Toma nota de cómo te sientes. Puedes sentirte un poco más liviano, pero puede haber un poco de sentimiento ahí. Y cualquier cosa que estés sintiendo,

¿puedes darle la bienvenida?
¿Dejarlo estar aquí?
Y luego, ¿podrías soltarlo?
¿Podrías?
¿Lo harías? ¿Cuándo?

Y enfócate otra vez en cómo te sientes en este momento. Y otra vez, ¿puedes darle la bienvenida? ¿Dejarlo estar aquí? Y luego, puedes dejarlo ir? ¿Podrías? ¿Lo harías? ¿Cuándo? Ahora bien, si estuvieras haciendo esto solo, te harías estas preguntas simples hasta obtener el nivel de alivio que desees. Y si fueras persistente, podrías soltar cualquier cosa a la que hayas estado apegado. También cuando estás trabajando en ti mismo, podrías decir.

¿Podría o no podría?
¿Lo haría?

Como prefieras. Podrías hacerlo en primera o en tercera persona, pero para darte una idea de cuán poderoso es este proceso. Hace un par de años entregamos el Método Sedona en forma de libro para llegar a un público más amplio. Y una mujer leyó sólo la introducción y el primer capítulo, y el primer capítulo describe estos pasos básicos de liberación. Ella tenía que dar una presentación pública esa noche y tenía miedo, desde siempre, de hablar en público y por eso, desde siempre había odiado hablar en público.
Luego fue elegida directora de PTA, y supongo que se olvidó que iba a tener que hablar enfrente de grupos debido a eso. Así que esa noche tenía que hablar a todos los padres de la escuela y estaba petrificada, estaba teniendo un ataque de pánico y dijo:

Voy a probar estas preguntas a ver si funcionan.

Y se las hizo a sí misma por menos de diez minutos. Y en esos diez minutos, fue desde un estado de pánico extremo a un estado de emoción y felicidad acerca de la charla. Esa noche habló, por primera vez en su vida sin miedo, y por primera vez en su vida disfrutó el hablar en público. Y debido a su posición, ha dado varias charlas al grupo y de hecho a varios otros grupos sin miedo ninguno y disfrutándolas todas.

Bill Harris: ¿Por qué crees que esto funciona?

Hale Dwoskin: La principal razón es porque estamos yendo, estamos cabalgando en la dirección que ya se está yendo. Siempre estamos haciendo algo con nuestras emociones. O las estamos reprimiendo, en la mayoría de los casos, o estamos escapando de ellas usando drogas o alcohol, moviéndonos fuera de nuestros sentimientos, o los estamos expresando. Estamos enojados, gritamos, o si estamos tristes, lloramos. Y esto, por supuesto, es ser libre de expresar, es necesario en la terapia, pero también es necesario tener una relación íntima y verdadera, pero hay un punto de equilibrio entre las dos necesidades.

Que es lo que llamamos el Método Sedona o la liberación o soltar, dejar ir.

Y porque es natural, es relativamente fácil como adulto reencontrarse con esta habilidad natural y debido a que todo a lo que nos estamos apegando que es una limitación es como una olla a presión, donde todo lo que está dentro nuestro está aplastado, en nuestro subconsciente. Y por eso, hay una cantidad tremenda de energía tratando de ser usada, de ser liberada. Y lo que ocurre realmente cuando sueltas es que no estás soltando nada realmente, has dejado de aferrate. Y en el proceso de hacer eso, la energía se disuelve y la parte negativa de la energía se disuelve y luego descubres que tienes infinita energía siempre disponible para ti debajo de la superficie y esto es tan natural que te señala en esta dirección. otra manera en que hacemos esto naturalmente es cada vez que experimentamos risa genuina, visceral y lo que ocurre es que este es uno de los modos en los que la liberación está construida en nuestro sistema emocional fisiológico, pero lo que ocurre con el método sedona es que aprendes a hacer esto sin siquiera sonreír.

Sigue Parte 2   Conversación con Hale Dwoskin con Bill Harris (2) 

Recomendamos seguir con la parte dos. con comentarios sobre el Método Sedona de Hale Dwoskin.

17 Comments
  1. francisco javier otega morales
  2. YESID
  3. Nicole
  4. Leticia
  5. carlos
  6. carlos
  7. nicolas
  8. abundancia
  9. johanna moreno
  10. abundancia
  11. jorge
  12. sandra
  13. nely
  14. alicia
  15. abundancia
  16. ING GUSTAVO ANDRADE SOLA
  17. Gabriel Angel