.

Me doy permiso para florecer y prosperar

Todos hemos venido aquí con asignaturas pendientes y con lecciones que aprender. Lo bueno es compartir los progresos para ayudarnos mutuamente, ya que el avance de uno es de toda la familia humana, porque Todos somos Uno.

Gracias Guillermo Herrera por estas palabras que nos harán avanzar en el camino de la abundancia material y espiritual.

Queridos lectores. Déjenme que les cuente una experiencia personal e íntima que me costó mucho descubrir, por si les sirve de provecho.

Me doy permiso para florecer y prosperar

Me doy permiso para florecer y prosperar

¿Por qué nos bloqueamos?

La gran pregunta es: Si todos somos Sat Chit Ananda, es decir Existencia, Conocimiento y Bienaventuranza absolutas, ¿por qué hay tantas miserias en el mundo? Si Yo Soy Dios (Aham Brahma Asmi)

¿por qué no logro manifestar la abundancia infinita del Cielo que me corresponde por derecho de nacimiento?

Si yo soy un Hijo Muy Amado por mi Padre Creador ¿por qué no me invita al banquete del Cielo como en la parábola del hijo pródigo?

Estas preguntas me han atormentado durante años como un Koan o acertijo del Budismo Zen. He reclamado a gritos al Universo la Ley de la abundancia y nadie parecía escucharme. He sollozado en mi almohada y sólo me oía mi gatito que me miraba asombrado.

Sólo el conocimiento del alto precio kármico involutivo me ha impedido caer en la tentación del suicidio. Hasta que descubrí la existencia de bloqueos.

Me doy permiso para florecer y prosperar

Nacemos inocentes porque estamos libres de deseos. A medida que deseamos cosas perdemos la inocencia. Los deseos no satisfechos crean frustraciones, y la frustración es la causa del bloqueo y de la maldad. Por eso decía Buda que el deseo es un veneno. El ser humano es una gran fábrica de deseos y frustraciones, y esa es la madre de todos los conflictos personales y sociales.

Nadie puede conseguir en la vida todo lo que quiere. La vida es aquello que nos pasa mientras hacemos planes para cambiarla, y mientras tanto nos las arreglamos a base de apaños y cambalaches.

La Tierra Shan es el planeta de las penas, el planeta de los sueños rotos, de los deseos no satisfechos. Por eso hay tanta amargura, pero Cantinflas me enseñó que se podía bailar en medio de las penas. Era un gran iluminado y lo sigue siendo en otro plano. Atraer energía positiva
Me doy permiso para florecer y prosperar
Cuando no conseguimos lo que queremos vamos acumulando hostilidad contra nosotros mismos. Una hostilidad sutil e inconsciente que a veces la ignoramos, pero que nos amarga la vida, nos borra la alegría y nos oscurece la mirada. Perdemos la sonrisa al mirarnos en el espejo, saludamos a los demás con frialdad, y nos volvemos serios y graves, si no caemos en la depresión.

Para poder convivir con esa hostilidad sin volvernos locos caemos en distintos tipos de adicciones y tranquilizantes que a su vez producen más bloqueos como un círculo vicioso, como el pez que se muerde la cola. En cierto modo nos despreciamos, porque las cosas no salen perfectas y no logramos controlarlas.

Me doy permiso para florecer y prosperar

Un día me dije no me soporto a mi mismo mientras lloraba de rabia.
Este desprecio sutil e inconsciente es lo que nos cierra la llegada de las cosas buenas de la vida. Por lo tanto, somos nosotros mismos los que nos cerramos la puerta, y los demás nos la cierran como reflejo de lo que llevamos dentro. Acumulamos rencor contra nosotros mismos.
Ésta es la pista de la respuesta a la gran pregunta:
– ¿Por qué no me llega la abundancia?
– Porque no me he dado permiso.
– ¿Por qué no me lo he permitido?
– Porque no me he perdonado mis fracasos e imperfecciones.Me doy permiso para florecer y prosperar

Esta comprensión me llevó a descubrir este mantra:

  • Me perdono a mi mismo y me doy permiso para florecer y prosperar

Las lágrimas rodaron por mis mejillas. Era la primera vez en mi vida que me estaba dando Permiso para Florecer y Prosperar. Era la primera vez que perdonaba a un personajillo al que despreciaba en lo más íntimo llamado Guillermo Herrera.

Me perdono y me doy permiso para florecer y prosperar

Comentarios recibidos sobre el artículo 

Oraciones de agradecimiento

Gracias por este espacio, no tienes idea como ayuda, yo recién estoy aprendiendo a amarme, pero necesito saber porque siempre caigo en el temor, miedo para hacer mis cosas. Yesy

Eres tu mejor inversión

Hola Guillermo, gracias por ofrecernos tu aprendizaje, es cierto tu experiencia es mi experiencia, sin embargo, quisiera saber si además del mantra se necesita algún cambio interno profundo que libere los bloqueos, ¿Hay algo más? porque me parece que no lo he hecho bien porque esas sensaciones de fracaso e impotencia continúan en mi. Es como si no encontrará la llave que me libere.
Un abrazo fraterno y otra vez gracias por tu compartir: Girasol

Construir una vida mejor con amor

¡Hola Memo! Fíjate que he pasado por una situación similar a la tuya y a mí también me ha hecho mucho bien decir afirmaciones como la tuya, todavía estoy en el proceso y lo estoy disfrutando porque he notado cambios muy padres. En lo particular me sirvió mucho leer los libros de Louise L. Hay, ella nos ayuda a trabajar mucho en nosotros mismos por medio de afirmaciones bellas. Gracias por compartir tu experiencia. Lucy

Estar en el momento presente

Claro, siempre existe el tiempo el momento correcto en el cual por una palabra de amor aliento o como le queramos llamar, la llegada de un nuevo pensamiento el cual nos abre la ventana a una nueva visión, visión clara que se ha estado añorando sin saber que es lo que se quería.
Son bastante gratificante estas frases que escribes, con toques de sabiduría, realmente respeto
Si, Cambiar la manera de pensar y cambiaras tu mundo. Salomón

Estamos a tiempo de despertar y tomar conciencia

Hola, Guille….
Gracias por regalarle al mundo tan bella afirmación…. Hoy no me estaba sintiendo bien, por varias cosas que han estado sucediendo en mi vida o mejor dicho, que he permitido que sucedan, pedí a Dios que me diese una luz y me encontré con tu afirmación…. Tengo casi 10 minutos repitiéndola y me ha ayudado a sentirme mejor. Esas serán, a partir de hoy, las primeras palabras que me diré en cada despertar. Mayra 

Me doy permiso para florecer y prosperar. Gracias.

Pin It on Pinterest

Share This