Vivimos en la era de oro

Vivimos en la era de oro. afirma en El secreto más extraño del mundo, según la transcripción que nos envía José. Es La era que el hombre ha buscado, en la que ha soñado y por la que ha trabajado durante miles de años.

Este es un comentario de un amigo de esta página, en realidad, es el texto de un audio que circuló hace tiempo que se llama El secreto más extraño del mundo, gracias José por escribirlo en esta página.

Viene de: Mis comentarios sobre la Ley de Atracción después de ver la película El Secreto

Vivimos la mejor época

José Escribió: El secreto más extraño del mundo. Quisiera hablar sobre el secreto mas extraño del mundo. En una reciente entrevista se le preguntó al gran Doctor y Premio Novel Albert Schweitzer:

  1. Doctor, ¿Qué sucede con el hombre de nuestros días?
    El Doctor permaneció en silencio durante unos momentos y respondióLos hombres, simplemente no piensan

.Y es sobre esto que quiero hablarle. Vivimos en una edad de oro. La era que el hombre ha buscado, en la que ha soñado y por la que ha trabajado durante miles de años. Y ahora que la tenemos aquí simplemente la damos por hecho. En este tiempo se ofrecen numerosas oportunidades a toda la gente; pero, ¿Sabe usted lo que sucede?. Tomemos por ejemplo a 100 hombres que se inician en el mismo nivel a la edad de 25 años. ¿Tiene usted idea de lo que serán esos hombres cuando tengan 65?. Los 100 que comienzan en la misma situación a los 25 años piensan que serán hombres de éxito. Si preguntáramos a cualquiera de ellos si desea triunfar, la respuesta seria indudablemente afirmativa, y se notaría ansiedad y anhelo por vivir; un cierto brillo en sus ojos; arrogancia en su postura, y que se enfrenta a la vida como a una gran aventura. Pero cuando estos hombres tengan 65 años, uno de ellos será rico; 4 serán económicamente independientes; 5 estarán trabajando todavía y 54 habrán quebrado. Pensemos un momento: de 100, solo 5 lograron su fin. ¿Por qué fallaron tantos? ¿Que sucedió con la chispa y el brillo que tenían a los 25 años?, ¿Que pasó con sus sueños, esperanzas y planes, y por qué existe tal disparidad entre los que intentaron hacer y lo que realmente lograron?.Cuando decimos que aproximadamente el 5% alcanzó éxito, debemos definir éxito.

Éxito es la realización progresiva de un ideal valioso

Si un hombre trabaja por una meta predeterminada y sabe hacia donde si dirige, ese hombre es exitoso. Si no es así, es un fracaso. Éxito es la realización progresiva de un ideal valioso. Ronald May, el distinguido psiquiatra, escribió un magnifico libro llamado La búsqueda del hombre por si mismo y dice en él: En nuestra sociedad, lo contrario de valor no es cobardía; es conformidad. Este es el problema de nuestro tiempo; conformidad. La gente actúa como los demás sin saber por que lo hace, sin saber hacia donde va. Consideremos un momento que en nuestro país una gran mayoría de personas depende de alguien para satisfacer sus necesidades vitales. Ahora bien, aprendemos a leer a los siete años; aprendemos a ganarnos la vida a los 25.Generalmente en esta etapa no ganamos solamente nuestro sustento, sino que mantenemos a una familia; y sin embargo… a los 65 años no somos todavía capaces de una independencia económica ¿Por qué?. Porque nos conformamos y el problema es que actuamos como el porcentaje equivocado del grupo: el 95% que no triunfa. ¿Por qué se conforma la gente? Realmente no lo sabe. Piensa que su vida está determinada por las circunstancias, por cosas que le suceden, por fuerzas exteriores; que se les dirige desde afuera.
En una ocasión se llevo a cabo una investigación que incluía a muchos trabajadores a quienes se le preguntó:
¿Por que trabaja usted? ¿Por qué se levanta todas las mañanas? Diecinueve de cada veinte no sabia que responder. Cuando se les hacían estas preguntas contestaban: Todo el mundo se dirige a su trabajo por las mañanas. Y por esta razón lo hacen… porque todo el mundo lo hace. Volvamos a nuestra definición de éxito ¿Quiénes triunfan?. Solamente triunfan los hombres que realizan progresivamente un ideal valioso. Triunfa el hombre que dice ‘Voy a realizar esto y comienza a trabajar por su meta. Triunfa la maestra que da clases porque eso es precisamente los que quiere hacer; la mujer que es esposa y madre porque deseaba serlo y realiza una buena labor; el hombre que trabaja en una gasolinera porque le gusta; el vendedor que busca mejorarse, y crecer y construir dentro de su empresa.

Triunfa cualquier persona que realice deliberadamente un trabajo determinado por que decidió deliberadamente que deseaba hacerlo. Pero solo uno de cada veinte hombres actúa así. Esta es la razón por la que en nuestros días no existe verdadera competencia, a menos que la provoquemos nosotros mismos. En lugar de competir, debemos crear.

Durante veinte años busque la clave para predecir el futuro de la gente. Existía realmente una clave para conocer el futuro?. Había una forma de garantizar éxito a una persona mediante el conocimiento y el buen uso de una clave? Descubrí que si existe tal clave, y la conozco.

Se ha preguntado alguna vez por que mucho hombres trabajan duro y honestamente si llegar nunca a realizar algo especifico, mientras que otros parecen no trabajar tanto y sin embargo lograr todo?. Tienen el toque mágico. Seguramente ha oído decir que alguien convierte en oro todo lo que toca, y ha observado que un hombre de éxito tiende a continuar triunfando, mientras que las personas que fracasan tienden a seguir fracasando. Se debe a las metas. Algunos de nosotros las tenemos, otros no. La gente con metas triunfa porque sabe exactamente hacia donde se dirige. Piense en un barco que zarpa y lleva su viaje perfectamente planeado y mapas que seguir; el capitán y la tripulación saben exactamente hacia donde van y el tiempo que necesitarán.

Hay una meta claramente definida

Con toda seguridad que 9,999 de cada 10,000 veces llegara al sitio que se propuso. Pensemos ahora en otro barco similar al primero, pero sin capitán ni tripulación al mando no le demos meta ni destino. Simplemente echemos a andar las maquinas y dejémosle ir. Estará de acuerdo conmigo en que, si llega a salir del puerto, se hundirá, llegará a alguna playa desierta o navegará al ocaso. No puede llegar a ningún sitio porque no tiene destino; no tiene guía.

Lo mismo sucede con el hombre. Tome por ejemplo al agente de ventas. No hay otra persona en el mundo que tenga las posibilidades del vendedor. Para los buenos vendedores que saben hacia donde se dirigen, la venta es la ocupación mejor pagada del mundo. Toda compañía necesita a un vendedor estrella y esta dispuesta a recompensarlo, su único limite es el cielo. Pero ¿Cuántos de estos vendedores podemos encontrar?.

Volvamos nuevamente al secreto mas extraño del mundo. ¿ Por qué triunfan los hombres con metas y fracasan quienes no la tienen? Permítame decirle algo que, si es realmente comprendido, cambiará su vida inmediatamente.

Si usted entiende con claridad lo que diré, de este momento en adelante su vida no será la misma; y desde ahora no tendrá los problemas y preocupaciones, ni la molesta sensación de ansiedad que probablemente ha experimentado.

Vivimos en la era de oro.

Las dudas y los miedos serán cosa del pasado

Esta es la clave del éxito y del fracaso: Llegamos a ser lo que pensamos.

Permítame decirlo otra vez. Nos convertimos en lo que pensamos. A través de la historia los grandes hombres, sabios y maestros, filósofos y profetas han estado en desacuerdo en muchos aspectos. Solamente sobre este punto han coincidido. Marco Aurelio, el gran emperador romano dijo: La vida de un hombre es lo que sus pensamientos hacen de ella. Disraeli dijo: Todo llegará si sabemos esperar.

Después de meditar mucho me he convencido de que un hombre con un propósito sutil debe lograrlo y que nada puede resistir a una voluntad que arriesgará hasta la existencia para lograr su satisfacción. Ralph Waldo Emerson dijo: El descubrimiento más grande de mi generación es que los hombres pueden alterar su vida si cambian su actitud mental; dijo también: Solo necesitan actuar serenamente, como si las cosas fueran reales e invariablemente serán verdaderas debido a la relación con nuestra vida que las convertirá en realidad. Se afirmarán tanto mediante él habito y la emoción, que nuestro interés en ellas será el que caracteriza a la fe, también dijo: Si uno se interesa suficientemente en un resultado, es casi seguro que lo obtendrá si desea ser rico, lo será; si desea aprender, aprenderá; si desea ser bueno lo será.

Solo debe desear real y exclusivamente esto y no pensar al mismo tiempo en cientos de metas contrarias e igualmente fuertes. En la Biblia se lee, San Marcos 9:23: Si puedes creer, todo es posible, porque todo será posible para el que crea. El Dr. Norman Vicent Peale ha dicho: ‘Esta es una de las grandes leyes universales. Hubiera deseado fervientemente descubrirla en mi juventud, llego a mí mas adelante en la vida y encontré que se trata de uno de los descubrimientos más importantes. (Sino él más importante), aparte de mi relación con Dios. Y la gran ley dice simple y llanamente: Si piensas en términos negativos, obtendrás resultados negativos; si piensas en términos positivos, obtendrás resultados positivos. Este es el principio que sostiene la base de tan sorprendente ley de prosperidad y éxito en tres palabras: Cree y triunfa. William Shakespeare lo dijo así: ‘Nuestras dudas son los traidores que nos hacen perder el bien que podríamos obtener pues tememos tratar de conseguirlo’ George Bernard Shaw dijo: ‘La gente culpa constantemente a las circunstancias por lo que es; yo no creo en las circunstancias. La gente que triunfa en este mundo es la que busca las circunstancias que desea y si no las encuentra, las crea’.

Lo anterior es suficientemente claro y quienes lo han descubierto han pensado por momentos que son lo primeros en darse cuenta. Llegamos a ser lo que pensamos.

Es razonable que una persona que piensa en una meta concreta y valiosa la alcanzará porque en eso es en lo que piensa y llegamos a ser lo que pensamos. A la inversa, el hombre que no tiene metas, que no sabe hacia donde va y cuyos pensamientos son por lo tanto confusos, llenos de ansiedad, miedos y preocupaciones, llega a ser aquello que él piensa. Su vida está llena de frustraciones, miedo, ansiedad y preocupaciones y si no piensa en nada, a nada llega.

¿Cómo funciona esto? ¿Cómo nos convertiremos en lo que pensamos?. Para explicarlo pensamos en una situación paralela a la mente humana. Pensemos en un labrador que posee un terreno bueno y fértil, la tierra ofrece una opción: puede plantar lo que él escoja y a la tierra no le interesa. El labrador debe tomar la decisión, recordemos que comparamos a la mente humana con la tierra, porque la mente, como la tierra, no se ocupa de lo que plantemos en ella; simplemente devolverá lo que en ella se ponga. Supongamos que el labrador tiene dos semillas en la mano: una es de maíz y la otra de una planta venenosa. Cava dos hoyos en la tierra y planta las dos semillas; cubre los hoyos; riega y cuida sus semillas.

¿Que sucederá?

Invariablemente la tierra producirá lo que se ha sembrado y así lo dice la Biblia: Aquello que siembres recogerás. Producirá veneno en la misma abundancia que maíz, crecerán las dos plantas; la de maíz y la venenosa. La mente humana es mucho más fértil, increíble y misteriosa que la tierra. No le interesa lo que plantemos éxito o fracaso; una meta concreta y valiosa, o confusión, incomprensión, miedo, ansiedad, etc. Pero aquello que plantemos nos será devuelto. La mente humana es el continente más explorado que existe. Contiene riquezas que sobrepasan los sueños más atrevidos y.. devolverá lo que es ella plantemos.

Podríamos decir: Si eso es verdad, ¿por qué la gente no usa mas su mente?. Creo que hay una respuesta. La mente se nos da como parte de un equipo al nacer, es gratis y damos poco valor a lo que no nos cuesta trabajo conseguir.

Valorizamos aquello por lo que pagamos. Esto es paradójico pues precisamente lo que es nuestra mente, nuestra alma, nuestro cuerpo, nuestros sueños, ambiciones, inteligencia, amor, familia, hijos, amigos, etc. Estas inapreciables posesiones son gratis. En realidad las cosas que nos cuestan dinero son muy baratas y las podemos reemplazar en cualquier momento. Un hombre puede sufrir una completa bancarrota y rehacer su fortuna; lo puede hacer varias veces. Si nuestra casa se quema, la podemos reconstruir. Pero lo que se nos da gratis, es irremplazable.

La mente humana se desperdicia simplemente porque la damos por hecho; la desdeñamos. La familiaridad genera desprecio. La mente es capaz de realizar cualquier trabajo que le asignemos pero generalmente la empleamos solo para asuntos sin importancia. Varios estudios han comprobado que casi todos los hombres empleamos únicamente cerca del 10% de nuestras posibilidades.

Decida ahora lo que usted desea. Planee sus metas mentalmente. Esta es la decisión más importante de su vida. Si desea ser un vendedor estrella, desarrollar mejor su trabajo, ocupar sitios prominentes en su compañía o comunidad, solo tiene que plantar esa semilla determinada en su mente, preocuparse por ella, trabajar constantemente por su meta y esta será una realidad. No solo esto, sino que será imposible que no se logre. Es una ley como las de gravedad de Newton; si sube a un edificio y salta desde su parte más alta, siempre caerá; nunca ascenderá. Lo mismo sucede con las demás leyes naturales; siempre funcionan, son inflexibles.

Piense en su meta con seguridad y confianza. Véase como si ya hubiera logrado su objetivo; piense en usted realizando las cosas que hará cuando haya alcanzado sus metas. Se ha llamando a nuestra época la era del fenobarbital, de las úlceras y quebrantamientos nerviosos.

En tiempos en que los adelantos médicos nos han llevado a un nivel de salud y longevidad superior, muchos de nosotros nos preocupamos por la posibilidad de una muerte temprana y tratamos de vivir y resolver las cosas empleando nuestros pequeños recursos; olvidamos que existen grandes leyes universales que las resolverán por nosotros.

Esto está presente en nuestra forma habitual de pensar

Somos la suma total de nuestros pensamientos. Lo que pensamos hoy y mañana; el próximo mes, el próximo año, moldeará y determinará nuestra vida y futuro. Nuestra mente es nuestra guía.

Recuerdo en una ocasión en que viajaba por un estado de mi país y vi una de esas grandes máquinas que se utilizan para la construcción de carreteras que iba a una velocidad aproximada de 50 Km./hr cargando lo que parecían ser unas 20 toneladas de basura. Era una maquina tremenda, increíble. Cuando pasé junto a ella noté que el conductor era un hombre pequeño que tenia el volante en sus manos.

El parecido entre esta maquina y la mente humana me sorprendió. Suponga que usted puede controlar tal cantidad de fuerza y energía proveniente de dicha fuente. ¿Se sentará simplemente cruzado de brazos y dejará que se dirija sin rumbo a un precipicio o callejón sin salida; o usará toda su fuerza para controlar y dirigir esta energía hacia un propósito especifico y valioso? La decisión depende de usted; usted tiene los controles.

Como puede ver la ley que nos lleva al éxito es una arma de dos filos. Debemos controlar nuestro pensamiento. Las mismas reglas que pueden conducir a un hombre hacia el triunfo, riqueza, salud, felicidad y todo aquello que soñó para él y su familia, exactamente las mismas leyes pueden llevarle al fracaso. Todo depende del uso que les de: bueno o malo.

Vivimos en la era de oro.

Este es el secreto mas extraño del mundo

¿Porqué es extraño y porqué digo que es un secreto?. Realmente no lo es, ha sido expuesto por algunos de los sabios más antiguos y aparece en repetidas ocasiones en la Biblia, pero muy pocas personas que lo han escuchado lo han comprendido con claridad. Por eso es extraño y también por esto es un secreto. Creo que si usted saliera a la calle y preguntara a la gente, un hombre tras otro, el secreto del éxito, pasaría por lo menos un mes antes de que obtuviera la respuesta. Por eso es de tanto valor para nosotros esta información si realmente somos capaces de comprenderla y aplicarla. Valiosa no solo para nosotros, sino para quienes nos rodean: nuestra familia, empleados, compañeros, amigos, etc.

La vida debería ser una emocionante aventura; nunca aburrida. El hombre debería vivir plenamente, estar realmente vivo, gozar el inicio de cada día y realizar un trabajo que disfruta porque lo hace bien.

En una ocasión escuche un discurso del Sr. Patterson, director del periódico ‘Toledo Daily’, el cual concluyó diciendo algo que nunca olvidaré; Los años que he pasado en el diario me han enseñado que la gente es básicamente buena; que provenimos de algún sitio y que nos dirigimos hacia algún otro. Por esto deberíamos hacer de este paso una aventura interesante. Con toda seguridad que el arquitecto del universo no creó una escalera que nos llevará a ningún sitio; Y el más sabio de los maestros, el carpintero de Galilea, nos dio el secreto una y otra vez: En la medida en que creas, te será dado

Gracias por sus comentarios por este post relacionado con Vivimos en la era de oro, éxitos y buena salud

11 Comments
  1. koke
  2. esteania
  3. belén
  4. Alex
  5. abundancia
  6. eduardo
  7. abundancia
  8. marta
  9. Yo
  10. Anita
  11. Kuako